_
_
_
_

Pujalte cierra la empresa con la que cobró 75.000 euros como asesor

El diputado del PP ha solicitado la extinción de la sociedad cuyos pagos llamaron la atención de la Agencia Tributaria durante una investigación sobre una trama eólica

Vicente Martínez Pujalte defiende la legalidad de los cobros.Foto: atlas | Vídeo: Atlas / EFE

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El diputado del PP Vicente Martínez-Pujalte ha disuelto la empresa Sirga XXI Consultores a través de la que cobró por sus tareas de asesoramiento y cuyos pagos llamaron la atención de la Agencia Tributaria durante una investigación sobre una trama eólica en Castilla y León. El pasado 17 de agosto, el Boletín Oficial del Registro Mercantil hizo pública la petición de extinción de la sociedad, de la que Martínez Pujalte era administrador solidario, y su nombramiento como liquidador.

Más información
Pujalte insiste en que sus cobros son legales, aunque no sean éticos
Hacienda descubre el pago de 354.000 euros de una constructora a Trillo
Pujalte insiste en que sus cobros son legales, aunque no sean éticos

Según el informe de Hacienda, la constructora Collosa pagó 75.000 euros a la empresa de Martínez Pujalte entre octubre de 2008 y diciembre de 2009. La difusión de esos pagos, y el hecho de que Pujalte estuviera en la nómina de una constructora que contrata con la Administración durante años, provocó la apertura de una investigación en la Comisión del Estatuto del Diputado, que finalmente fue cerrada el pasado 24 de junio. El diputado del PP ha explicado a Eldiario.es que la liquidación de esta sociedad corresponde a su actividad privada. "Tengo la compatibilidad [al Congreso de los Diputados] hecha y todo declarado a Hacienda", ha señalado el diputado a este medio.

Inicialmente, el PP aseguró que no cabía investigar esos pagos porque se produjeron en otra legislatura. Sin embargo, PSOE, IU y UPyD defendieron que las declaraciones del empresario que le contrató indican que contravino el artículo del Reglamento que impide invocar la condición de diputado en su beneficio. Mario Armero, expresidente en España de General Electric y exconsejero delegado de Collosa defendió el fichaje de Martínez-Pujalte por su visión "muy privilegiada de la economía y de la vida real". "Un diputado informado sabe más de microeconomía que muchos consultores”, añadió. 

El PP ha mantenido que debe admitirse su versión de que no tuvo relaciones con la administración y que se limitó a una asesoría financiera. Pujalte reconoció que esos cobros existieron y, aunque no los vea éticos, insiste en que fueron legales.

En 2008 la constructora Collosa firmó un contrato con el despacho Sirga XXI Consultores, propiedad al 50% de Vicente Martínez-Pujalte y Ana María Torme, compañeros de escaño en el Congreso. El contrato era de 5.000 euros al mes y en año y tres meses, Sirga XXI recibió 75.000 euros de Collosa. Federico Trillo, entonces diputado y hoy embajador en Londres, recibió 354.560 euros en casi tres años a través de su despacho, Estudio Jurídico Labor, entre 2005 y 2008.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_