Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alcaldes de Cuenca se rebelan contra la Junta de Castilla la Mancha

Una decena de regidores ven como "un golpe a la economía" la ampliación de la zona protegida decretada por el gobierno manchego para evitar el cementerio nuclear

Los alcaldes de una decena de ayuntamientos conquenses afectados por la ampliación de la zona ZEPA de protección de aves en el entorno de Villar de Cañas, impulsada por el Gobierno regional, consideran que esta decisión supone el "golpe definitivo a la economía de la zona", que "solo va a retrasar la construcción" del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares y va a "perjudicar de manera evidente a los agricultores y ganaderos de la zona".

En nota de prensa emitida tras la reunión mantenida este martes en la localidad conquense de San Lorenzo de la Parrilla, los regidores han mostrado su "preocupación" ante una propuesta que llega "con la intención de tratar de frenar el desarrollo de este proyecto".

Un proyecto que, han defendido, "ha sido capaz de dinamizar y generar oportunidades en un territorio que estaba en franco retroceso" y que es "totalmente compatible con los usos tradicionales de los agricultores y ganaderos y totalmente respetuoso con la flora y la fauna existente" en el entorno del ATC.

De esta forma, han mostrado su "compromiso con el cuidado del medio ambiente", lamentando "la manera en que García-Page ha usado este tema para tratar de obstaculizar el proyecto", con una decisión que "no solo afecta a su construcción, sino que condiciona de manera severa el trabajo en el campo y el de las explotaciones tradicionales".

Asimismo, han felicitado al Gobierno central "por haber aprobado la mayor inversión realizada nunca en la provincia de Cuenca", agradeciendo la "claridad" con la que el Ejecutivo "y los ministros del Gobierno de España han defendido este proyecto frente al ataque de la Junta de Comunidades".