Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FIN DE LA X LEGISLATURA

Rajoy: “La recuperación tiene el riesgo de la incertidumbre política”

"Ningún presidente del Gobierno está dispuesto a que su país deje de ser su país y en Cataluña no va a haber independencia"

Rajoy durante su comparecencia de hoy. Samuel Sánchez / Atlas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comparecido en el Palacio de la Moncloa para hacer balance del curso político y ha lanzado un mensaje de firmeza a Artur Mas asegurando que "Cataluña no será independiente de ninguna manera" y ha defendido los Presupuestos aprobados hoy para que sirvan para "resarcir de los sacrificios poco a poco a los españoles". El presidente se ha agarrado a los datos económicos que reflejan que "la cosa va mejor" y a que hay "que mirar el futuro con optimismo" para remachar que en ese escenario de "una recuperación económica que está ahí existen riesgos que no vienen de la economía sino de la incertidumbre política". Rajoy los delimitó a dos: la deriva independentista en Cataluña y la propuestas de otros partidos, fundamentalmente el PSOE y Podemos, que sigue viendo como "ocurrencias".

Por su exposición, por el número de preguntas formuladas, por la extensión de sus respuestas y por los avisos que incluyó en ellas está claro que la situación que más inquieta ahora mismo a Rajoy es lo que definió como "el desafío rupturista y soberanista que lleva toda la legislatura en Cataluña". El propio presidente admitió que ese órdago llegará a su "punto álgido" con la convocatoria de las elecciones autonómicas el 27 de septiembre, las terceras en cinco años. Rajoy rechaza que se nomine esos comicios como pleblscitarios "porque no existen en ningún país del mundo"  y se extendió sobrel valor intrisenco en todas las democracias "del cumplimiento de la ley".

"No va a haber elecciones plebiscitarias porque las prohíbe la ley, como tampoco hubo referéndum, por mucha propaganda que se hiciera. Hay que respetar la ley, la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad entre todos los españoles", enfatizó en su discurso inicial el presidente. Luego, tras ser interrogado de nuevo por la importancia histórica de esos comicios, que se dilucidarán entre la lista unitaria soberanista y las fuerzas constitucionalistas o españolistas, Rajoy aceptó la trascendencia de la cita pero reiteró que las elecciones serán solo autonómicas, para elegir un parlamento autonómico, aunque aceptó que en esa campaña "se va a hablar de todo y de asuntos importantes que no estaban sobre la mesa".

El líder del PP añadió que no le asusta la complicada situación catalana, asumió que el presidente catalán Artur Mas tiene el derecho de ir en una lista de número cuatro detrás de dirigentes comunistas y de Esquerra Republicana, aunque le retó a explicarlo a sus "votantes clásicos" y, sobre todo, le conminó a dedicarse a resolver los problemas de la gente. Rajoy destacó que todos los responsables públicos saben de la importancia de cumplir la ley y alertó de que con los planes de Mas, que aseguró que nunca se llevarán a cabo, lo que se persigue al final es sacar a Cataluña de Europa, de la Unión Europea, del euro y del Banco Central Europeo. Anunció que dará la batalla para que todo eso no suceda.

Tras resaltar los datos positivos de la economía española y la importancia de dejar sentadas las bases y la senda del futuro presupuesto para 2016, el presidente ha insistido en el tema catalán. "El Gobierno va a velar por el cumplimiento de la ley y defenderla activamente". También remarcó que "España es un país serio" y que el Ejecutivo no va a permitir "que se prive a los catalanes de su triple condición de españoles, catalanes y europeos porque en ningún país serio se puede permitir violentar la ley y sacar un rendimiento político de ello". En ese punto ha vuelto a destacar el riesgo económico de esa operación política: "Cada cual puede poner en circulación toda seria de ocurrencias, pero no a poner en peligro los pilares sobre los que se asienta la recuperación de nuestro país".

Es su rueda de prensa 111 de la actual legislatura. Rajoy había comenzado por explicar las líneas generales de los Presupuestos y ha asegurado que "la recuperación llega cada vez a más gente y nos congratula". Luego ha añadido: "Queremos revertir poco a poco los esfuerzos que pedimos a los ciudadanos". Y ha recordado que con estas cuentas "se cierra un periodo dificilísimo" en el que España ha pasado ser el país de nuestro entorno que más paro creaba a ser ahora el que más empleo genera. El presidente del Gobierno ha confirmado que las pensiones subirán un 0,25%. "Pero aún necesitamos muchos más cotizantes en el país", ha dicho.

"Lo que quiero subrayar es que hoy las cosas están mucho mejor, que los españoles podemos mirar al futuro con más seguridad y más optimismo que antes", ha asegurado Rajoy. Antes de pasar a otros asuntos, el presidente ha expresado "sus dudas" sobre las posiciones que defiende el líder del PSOE, Pedro Sánchez, tanto sobre el problema catalán como sobre las recetas económicas para España. Sobre la posibilidad de un pacto poselectoral, en Cataluña o en España, con el PSOE, Rajoy confió en que todos los partidos constitucionalistas al final lleguen a acuerdos y en el ámbito nacional se mostró a favor de ser "razonable" y previsible sobre el tipo de alianzas que podría llegar a fraguar cuando se sepan los "números" y fuerzas de cada uno tras las elecciones. Rajoy no quiso anunciar aún la fecha de las elecciones generales pero reiteró que serán a finales de año y las fijará cuando sepa el momento y tras hablar con el Rey.

El presidente ha alertado también del "riesgo" que supone la situación de Grecia y un posible contagio a España. "Los gobernantes estamos para resolver problemas, no para crearlos. Y una forma de crearlos es prometer a la gente cosas imposibles. Hace seis meses Grecia crecía, generaba empleo e iba a pagar su deuda. Voy a trabajar para que aquí no ocurra nada semejante", declara Rajoy.

En la última encuesta del CIS se refleja una caída en la estimación de voto al PP, que se sitúa ahora en el 25,6% frente al 44,63% con el que empezó en noviembre de 2011. El sumario del caso Púnica y el conflicto catalán marcan el final de curso para el partido del Gobierno. 

A pregutas de los periodistas, el presidente se ha pronunciado sobre las revelaciones del sumario del caso Púnica conocidas esta semana. Rajoy ha admitido que el contenido del sumario contiene cosas "absolutamente reprochables" "que no nos hubiera gustado escucharlas nunca. Hay que tratar que no se repitan nunca", se ha limitado a afirmar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información