Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La “emprendedora” familia del alcalde de Roquetas de Mar

La policía vincula a Gabriel Amat con un entramado de 103 sociedades y 53 parientes

El presidente de la Diputación de Almería favoreció a decenas de firmas inmobiliarias

El presidente de la Diputación de Almería, Gabriel Amat, en junio de 2012 Ampliar foto
El presidente de la Diputación de Almería, Gabriel Amat, en junio de 2012

El presidente de la Diputación de Almería, Gabriel Amat, ha beneficiado desde el Ayuntamiento de Roquetas de Mar a decenas de empresas vinculadas a familiares. El análisis de los plenos municipales realizado por EL PAÍS desde 1995, cuando Amat aterrizó en la alcaldía, revela un reguero de decisiones favorables a estas compañías, en su mayoría de promoción inmobiliaria. Licencias para la construcción de viviendas, reparcelación de terrenos o adquisición de vehículos son algunas de ellas.

Amat, que también preside el PP en Almería, ha tenido relación con un entramado de 103 empresas donde figuran 53 parientes, según informes oficiales de la policía. La telaraña societaria podría extenderse a más de 300 firmas a través de nexos comerciales, según los investigadores, que señalan un posible trato de favor y uso de información privilegiada durante 17 años.

Según un informe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Costa del Sol del pasado febrero “podrían estimarse delitos continuados de estafa, cohecho, prevaricación y tráfico de influencias”. El texto constata la dificultad de desarrollar una investigación sin la colaboración de la Agencia Tributaria, el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, la Junta de Andalucía y, por supuesto, las firmas de la maraña societaria.

El municipio de Roquetas de Mar ha premiado a firmas donde figura el propio Amat. En 1998, el político era alcalde, presidente y consejero delegado de la promotora Bojasa. El Ayuntamiento autorizó entonces un plan urbanístico que afectaba a tres de sus parcelas. Y emitió un informe favorable para la construcción de 15 viviendas dúplex y garajes solicitado por Sur Poniente SL. El primo del regidor, Andrés López, y el cuñado, Miguel Pintor, dirigían entonces esta sociedad donde hoy figuran Amat, su esposa y sus dos hijas. El Consistorio también aprobó en octubre de 2003 otro convenio para una tercera empresa que la policía vincula con el dirigente, su esposa y su hija María Encarna, Complejos Apocalípsis. Amat tenía en 2011 el 100% de sus acciones.

El líder del PP declinó una entrevista con este periódico. “Todo es mentira. Adiós”, zanjó antes de colgar el teléfono. Una portavoz añadió después: “No valoramos investigaciones judiciales”. Se refería a la causa abierta en el Juzgado de Instrucción de Roquetas de Mar, que indaga si se cometió prevaricación, cohecho y tráfico de influencias. El regidor y presidente de la Diputación de Almería no está imputado en este procedimiento abierto en 2013 tras una denuncia de la Asociación Mediterránea Anticorrupción y Transparencia (AMAyT), que sitúa al dirigente en el epicentro de un supuesto clan que saqueó de las arcas públicas más de 100 millones de euros en dos décadas.

El primo del político Andrés López —al que la policía atribuye relación con 28 sociedades— es el familiar más privilegiado por la gestión del hombre fuerte del PP almeriense. El Ayuntamiento presidido por Gabriel Amat concedió a Marinas de Roquetas, una firma sin empleados, una licencia para construir 30 viviendas. En febrero de 2006, otra de las compañías con las que los investigadores conectan al familiar del político, Agrupaejido, recibió un permiso para construir otras 10. Su mercantil Haza de las Marinas pudo levantar una promoción de seis viviendas en junio de 2004 y otra de 14 inmuebles y garaje en septiembre de 2005 gracias sendas autorizaciones municipales. El regidor no se ausentó de los plenos donde se favoreció a su primo, según las actas. “¡Que pase una buena tarde. Le denunciaré si me vuelve a llamar”, respondió Andrés López Amat cuando este periódico contactó con él.

La siguiente pieza conduce al cuñado del político, Miguel Pintor, que ha tenido relación con 25 empresas, según la policía. El Ayuntamiento concedió a su mercantil Marinas de Roquetas, donde figuró con el primo del político, una licencia para 30 viviendas. Este periódico ha intentado sin éxito contactar con Miguel Pintor.

El fallecido Francisco Amat, hermano de Gabriel Amat, corona la cima del supuesto entramado societario de 53 firmas urdido por el líder del PP, según la investigación. Francisco Amat llegó a manejar 12 compañías.

La Policía incidió el pasado febrero en la complejidad de esta madeja mercantil que guarda “relación directa” con el presidente de la Diputación de Almería. Los investigadores apreciaron indicios delictivos pero entendieron que no eran competentes para dictaminar si hubo cohecho, estafa y prevaricación.

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Roquetas de Mar, María del Mar Alejo, ha pedido al Ayuntamiento que dirige Amat que detalle las adjudicaciones y contrataciones desde 2000 —las anteriores podrían haber prescrito— con las 103 sociedades vinculadas a sus 53 familiares. La juez indaga además si el dirigente falseó su declaración de incompatibilidad cuando accedió a la presidencia de la Diputación de Almería, en julio de 2011. El documento solo recogía intereses agrarios y de automoción (el político preside una empresa que gestiona concesionarios de Volkswagen). La relación de propiedades presentada por el alcalde ignoraba que tenía acciones en las firmas inmobiliarias Complejos Apocalipsis (100%), Industrias Químicas del Beiro (25%) y Vallparis (10%).

 investigacion@elpais.es

Amat, el agricultor millonario

Gabriel Amat Ayllón (Albuñol, Granada, 1944) pasa por ser el factótum del PP almeriense. Desde que este agricultor sin estudios básicos recaló en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar —primero como concejal de Urbanismo y, desde 1995, como alcalde, —el municipio ha triplicado su población al calor de la eclosión inmobiliaria. Hoy, tiene 91.682 habitantes.

Los orígenes del también presidente de la Diputación de Almería desde 2011 conducen a un avispado empresario que hizo fortuna con la compraventa de terrenos y la construcción. El político tiene vínculos con tres firmas inmobiliarias y dispone del 44% de las acciones de Sur Poniente, una sociedad de 101 empleados que gestiona concesionarios de Volkswagen en Almería. Sus ventas ascendieron en 2013 a 23 millones de euros.

Cinco investigaciones judiciales han apuntado al dirigente. Amat ha salido airoso de ellas. El Juzgado de Roquetas de Mar archivó provisionalmente en mayo una causa por prevaricación en la concesión de unas licencias en el caso La Fabriquilla. El exlíder del PP andaluz Javier Arenas defendía así en 2006 a su compañero de filas: “Es el más honrado del mundo”.

Más información