Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una estrategia contra el cambio climático en la costa sin presupuesto

El plan de mitigación ideado por el Gobierno no cuenta con una financiación concreta

Construcciones en la playa de Calella de Mar, Barcelona.
Construcciones en la playa de Calella de Mar, Barcelona.

El Ministerio de Agricultura ha sometido este martes a información pública la Estrategia de Adaptación al Cambio Climático de la Costa Española, que pretende mitigar los efectos del calentamiento global en las zonas de dominio público. Ángel Muñoz, subdirector general para la Protección de la Costa, ha sostenido que se espera que este año esté aprobada definitivamente. "La primera medida que se fija es el diagnóstico", ha añadido. Para ello se contempla la realización de mapas de alta resolución en los que se identifiquen las zonas más vulnerables del litoral.

Sin embargo, Gema Rodríguez, de WWF, ha apuntado que en la estrategia no se contempla una financiación concreta de las medidas. De forma genérica se habla de lo que podrán aportar el ministerio, las comunidades, el sector privado o los fondos europeos. "Los fondos Feder del periodo 2014-2020 ya han sido programados y muy poco, por no decir nada, se dedicará en España a protección frente al cambio climático", ha señalado Rodríguez, que además ha criticado que tampoco se establezcan plazos concretos para las medidas.

"El plan carece del paraguas de financiación del ministerio para que las comunidades realicen las actuaciones", ha añadido Alejandro González, de la organización Amigos de la Tierra. Tatiana Nuño, de Greenpeace, ha lamentado también que, paralelamente a la elaboración de esta estrategia, el Gobierno siga apoyando proyectos de "energías sucias", que generan CO2, el principal causante del calentamiento global.    

Para desarrollar esta estrategia el ministerio ha partido de dos informes sobre los impactos del calentamiento: uno del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, de la ONU, y otro liderado por la Universidad de Cantabria. En ambos participó Íñigo Losada, del Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria. Este experto ha opinado que "lo deseable es que hubiera un cronograma y un presupuesto", aunque ha resaltado también la importancia de que España —con un litoral muy expuesto— sea uno de los primeros países en contar con una estrategia así. Por su parte, Ángel Muñoz ha destacado que "el objetivo de una estrategia no es fijar una cantidad concreta" para las medidas. "Luego se harán las inversiones que sean necesarias", ha añadido. Ha puesto como ejemplo los 9,5 millones de euros que el ministerio ha destinado este año a 40 actuaciones relacionadas con los impactos en el litoral del cambio climático.

La elaboración de esta estrategia se contemplaba en la reforma de la Ley de Costas que el PP ha acometido durante esta legislatura. En el documento se analizan los impactos sobre los sistemas naturales, como playas y acantilados, y los socioeconómicos (urbanismo, turismo, industria...). Los objetivos comunes, según ha resaltado el ministerio este martes, "son incrementar la resistencia de la costa española para afrontar los riesgos y aprovechar las oportunidades derivadas del cambio climático". Además, se pretende que la adaptación al calentamiento global se incluya en la planificación y gestión de la costa española.