Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias: “No cederé al chantaje, no somos la tabla salvación de nadie”

Podemos cierra filas con su proyecto frente a otras iniciativas de unidad popular

Monedero: "Una suma de cabecitas de ratón no constituye sino un ratón Frankenstein"

Podemos ha escenificado este sábado un rotundo cierre de filas con su proyecto político frente a otras opciones de unidad popular como la que plantea la nueva iniciativa ciudadana Ahora en Común, apoyada por cargos de este mismo partido, de  IU y Equo. Los mensajes lanzados por los líderes de la formación que encabeza Pablo Iglesias en el Foro por el Cambio, una suerte de conferencia política con 30 mesas de debate celebrada en varias localizaciones del barrio madrileño de Vallecas, demuestran que la nueva plataforma puede representar una amenaza para su estrategia electoral de acudir en solitario a las elecciones generales. Al mensaje de unidad de la dirección se sumaron el líder del partido en Aragón, Pablo Echenique, encuadrado en el pasado en el sector crítico, o Juan Carlos Monedero, verso suelto que abandonó la cúpula antes de las elecciones autonómicas y municipales. Pero faltó a la cita la andaluza Teresa Rodríguez, no siempre en sintonía con el núcleo duro del partido.

Iglesias ha sido inequívoco en el mitin de cierre de la jornada, en el que ha aludido a IU como “pitufo gruñón”. “Ahora parece que algunos dicen que nos tenemos que disolver, que la marca Podemos ya no sirve, que se ha quedado vieja. Que me perdonen pero no voy a ceder al chantaje" de quienes ponen "500,000 votos encima de la mesa”, ha enfatizado . “No voy a ceder a ningún chantaje, va a ser la gente la que va a ganar las elecciones”.  Y ha reiterado: “Nosotros no somos la tabla de salvación de nadie”. Iglesias ha arremetido con dureza contra el Gobierno del PP. "El problema no es que son de derechas, es que son inútiles", ha afirmado, además de acusar a los populares de sobreactuar en su cambio de estilo. "Solo le falta a Rajoy dejarse coleta y a Pablo Casado llevar zapatillas como Errejón", ha afirmado. 

Juan Carlos Monedero, que ha coordinado una mesa llamada Por una democracia sin candados, ha apelado a la “responsabilidad de todo el mundo”. “Lo que nos estamos jugando es tan importante que ningún tipo de interés pequeño y ningún tipo de partido pequeño puede frenar algo que pertenece a todos los españoles”, ha enfatizado en referencia a IU. Monedero ha ido más allá al lanzar una advertencia muy gráfica: “Con una suma de cabecitas de ratón no se constituye sino un ratón Frankenstein”. Los cargos del partido, que afrontan también una crisis interna por la oposición al modelo de primarias, recuerdan a las demás fuerzas que “en Podemos hay sitio para todo el mundo”.

El número dos, Íñigo Errejón, ha vinculado la plataforma Ahora en Común –cuyo nombre es un híbrido de las formaciones que llevaron a las alcaldías de Madrid y Barcelona a Manuela Carmena y Ada Colau–, con los “damnificados” por el auge electoral de Podemos, en alusión a Izquierda Unida. “Está claro a quién le interesa un frente de izquierdas, a quien le interesa que las cosas no cambien", ha agregado, en línea con el discurso que mantiene Pablo Iglesias. Errejón ve "normal que surjan diferencias y, sin embargo, por encima de las diferencias está el momento histórico". 

Podemos ha aprovechado, por tanto, para reivindicarse como única alternativa a las políticas del Partido Popular. El partido, que se autodefine como “movimiento de unidad popular y ciudadana”, entiende ese proyecto como una fórmula de apertura a la sociedad y descarta la hipótesis electoral que trata de  impulsar Ahora en Común.

Pablo Echenique, en el pasado encuadrado entre los críticos de la formación, también defiende que la herramienta electoral más eficaz es Podemos. “Máximo de los respetos a todas las iniciativas que algunas de las personas que conozco apoyan, pero en este momento es mucho más importante para las ciudadanía que las fuerzas políticas no se dediquen tanto a hablar de sí mismas, sino a hablar de los problemas reales de la ciudadanía”, ha opinado. ”No me parece que a la ciudadanía le preocupen estos debates, sino el paro, la economía”. Echenique cree que “en el ámbito municipal las candidaturas de unidad popular pueden funcionar bien”, ha dicho en referencia a Ahora Madrid y a Barcelona en Comú, pero el contexto es “bastante más complejo a nivel estatal y a nivel autonómico”.

Rafael Mayoral, secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y dirigente de máxima confianza de Iglesias, acepta el debate que plantea la nueva plataforma, que aún no ha decidido si promoverá finalmente una candidatura, pero no lo considera una prioridad. “Todos los debates son buenos, pero tenemos prioridades, y nuestra prioridad está hoy aquí”, ha dicho Mayoral, quien ha llamado a “evitar volver al hipermilitantismo y a mirarnos al ombligo”.

Mayoral ha asegurado que “en este momento no hay marcos de integración en ninguna parte”, pero, en cualquier caso, rechaza que "las diferentes visiones políticas constituyan una preocupación”. Y ha dibujado la estrategia de competición electoral de Podemos determinada por la batalla entre cuatro partidos: PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos, los que reflejan las encuestas. “El PP ha dejado claro que tiene miedo a los círculos”, ha señalado Mayoral en referencia al nuevo logo presentado por la formación conservadora. “Mariano Rajoy tiene miedo a que Pablo Iglesias sea presidente del Gobierno. La única alternativa a las políticas austericidas se llama Pablo Iglesias”, ha insistido. Ayer el secretario general de Podemos, que esta noche clausurará el foro, desairó el plan de Ahora en Común identificándolo con los deseos del PP. “No es la izquierda la que va a traer el cambio, sino la gente”, afirmó.