Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos dos comunistas españoles que lucharon contra el Estado Islámico

Ambos divulgaron un vídeo donde decían que combatían a la "bestia fascista"

El miliciano Paco Arcadio en un vídeo grabado en Serekaniye (Siria) en enero por una agencia cercana a las milicias kurdas.

Dos españoles de ideología comunista que habían estado combatiendo en Siria contra el Estado Islámico (EI) han sido detenidos en Madrid tras regresar a España. Fuentes policiales han asegurado que se trata de los dos españoles que en enero pasado divulgaron un vídeo en el que ambos hablan desde el desierto sobre cómo estaban combatiendo sobre el terreno en la "guerra revolucionaria" emprendida por las milicias kurdas para derrotar a "la bestia fascista del Estado Islámico". Uno de los españoles se identificaba como Paco Arcadio.

Fuentes del llamado Partido Marxista-Leninista (Reconstrucción Comunista), al que ambos estaban adscritos, han asegurado que la primera detención se produjo esta mañana en Madrid cuando uno de los jóvenes "iba a comprar el pan". "Lo abordaron unos encapuchados de la policía y los han tratado como a un terrorista, cuando lo que ha hecho es combatir contra terroristas", indicaron. El segundo ha quedado detenido tras acudir, sobre las siete de la tarde, a una comisaría acompañado de su abogado. La policía ha registrado sus casas esta tarde.

La policía asegura que los combatientes habían llegado desde Siria a Turquía, desde donde habían volado hasta Alemania. El resto del viaje hasta España, donde llegaron hace unas dos semanas, lo hicieron coche. La detención ha sido ejecutada por agentes de la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. A los detenidos se les acusa de participar en un conflicto armado fuera de España sin autorización del Estado y poniendo en grave riesgo los intereses nacionales y de integrarse en grupos de lucha contra el EI que están considerados grupos terroristas por los organismos internacionales. La Policía, han añadido las fuentes, pretende con estas actuaciones evitar el efecto llamada a jóvenes de ideología radical que podrían caer en manos del DAESH [acrónimo del Estado Islámico en su denominación árabe].

"Quieren hacer creer que pertenecen al PKK [el Partido de los Comunistas Kurdos, incluido en las listas europeas de grupos terroristas], pero no es cierto. Ellos no pertenecen al PKK, sino a una brigada internacional comunista. No tienen ninguna relación", ha asegurado desde Reconstrucción Comunista, que ha rechazado dar las identidades de los detenidos. La policía ha identificado a uno de ellos como Álvaro F.R.

Los detenidos se habían enrolado junto a varios ciudadanos europeos más en las llamadas Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas. En el vídeo en que divulgaron su lucha, los dos daban su discurso sobre el porqué habían decidido enrolarse en la lucha "por la clase obrera turca". Hablaban enmarcados por una bandera comunista y otra de la Segunda República española.

Los brigadistas españoles que grabaron el vídeo —pertenecen a Reconstrucción Comunista, una escisión de las juventudes del Partido Comunista de España— llegaron a Siria a inicios de año e, integrado en un batallón compuesto por miembros de distintas nacionalidades, estableció su base en Serekaniye (Ras al Ayn, en árabe), una ciudad controlada por las Unidades de Protección Popular (YPG), la milicia kurda que ha expulsado al EI de varios cantones de Siriay se opone tanto al califato como al régimen de Bachar al Asad.

Los brigadistas españoles aseguraron entonces que allí recibieron entrenamiento militar y, durante unos días, fueron enviados a luchar al frente, un punto corroborado a este diario por fuentes de la inteligencia turca y un periodista local.

Más información