Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior vigila las infraestructuras críticas ante la amenaza yihadista

El riesgo de atentado contra servicios básicos se eleva al nivel más alto desde el 11-M

Fernández Díaz y Catalá, con el presidente israelí, Reuven Rivlin.
Fernández Díaz y Catalá, con el presidente israelí, Reuven Rivlin. EFE

“Estamos en el momento más complicado desde el 11-M, desde los atentados de 2004 no habíamos activado un nivel de alerta antiterrorista tal alto”, reconoció el domingo al término de su visita oficial a Israel el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Esta activación del nivel de alerta en España (hasta el nivel 4 sobre 5) implica, según precisó, el despliegue de las fuerzas de seguridad para la protección de objetivos de los grupos yihadistas en infraestructuras críticas de energía, suministros y transporte.

“Todo lo que hace referencia a estas infraestructuras es información declarada secreta por ley y no debo ir más allá”, aseguró Fernández Díaz, “pero evidentemente las unidades antiterroristas ya se han desplegado y la investigación se ha intensificado al máximo”. El ministro hizo hincapié en la protección de los servicios básicos esenciales que garantizan el normal funcionamiento de la actividad económica, y cuyo colapso originaría la imposibilidad de una convivencia normal.

“El riesgo cero no existe. Es imposible conseguirlo. No hay motivos para el alarmismo, pero la opinión pública en un país democrático tiene que estar informada”, puntualizó Fernández Díaz antes de hacer balance de su visita junto con el ministro de Justicia, Rafael Catalá. Ambos defendieron una solución al conflicto negociada por palestinos e israelíes sobre la base de la solución de los dos Estados, según la iniciativa aprobada por el Congreso el pasado mes de noviembre.

Fernández Díaz y Catalá se encontraron, sin embargo, con una actitud poco proclive al diálogo en los encuentros que mantuvieron con sus homólogos israelíes del Gabinete ultraconservador del primer ministro Benjamín Netanyahu. “Hemos constatado la dificultad que Israel encuentra para tener un único interlocutor palestino, sobre todo en Gaza”, añadió, con relación a la hegemonía de Hamás en la Franja. “La presencia del EI en Gaza y en el Sinaí ha agravado aún más la situación. “Nuestra visita a Palestina e Israel ha servido para potenciar la presencia española en la zona en favor de una paz digna y la seguridad en la región”, aseguró el titular de Interior.

El presidente de Israel, Reuven Ruvlin, que recibió a ambos ministros, se interesó por la recién aprobada ley de concesión de la nacionalidad a los judíos de ascendencia sefardí. “Es un gesto de reconciliación y de reconocimiento de los errores de nuestra historia”, concluyó el ministro de Justicia en Jerusalén.