Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los críticos de Podemos rechazan la lista única y el voto en plancha

La representación territorial y la limitación de la competencia, los elementos más polémicos

Las primarias convocadas este martes por la dirección de Podemos tienen dos elementos que los críticos del partido rechazan sin matices. Uno de esos aspectos no es nuevo, y ha marcado todos los procesos de votación interna desde el nacimiento de la formación. Se trata del sistema de voto en plancha de una candidatura, que limita o anula la competencia. El segundo elemento tiene que ver ahora con la circunscripción única, lo que según los escépticos falsea la representación territorial de las futuras listas de Podemos al Congreso de los Diputados.

Esta contradicción queda reflejada con detalle en una resolución aprobada por la dirección del partido en Baleares, que en una resolución aprobada el pasado domingo —un día después del Consejo Ciudadano estatal que dio el visto bueno al reglamento de primarias— se descuelga de ese método. “Desde nuestra posición crítica a la actual división administrativa del Estado español, entendemos que la reducción a circunscripción única de las 50 provincias y dos ciudades autónomas empobrece enormemente el ejercicio democrático de estas elecciones primarias”, defiende un documento del Consejo Ciudadano que encabeza Alberto Jarabo.

¿Qué es una lista plancha?

Las primarias de Podemos se han caracterizado desde el nacimiento del partido por la opción conocida como voto en plancha. El simpatizante puede elegir si apoyar a una candidatura entera, mediante ese sistema, o si dar su respaldo a miembros de varias listas, combinando el voto e incluso alterando el orden de los aspirantes. 

Aunque el partido habilita ambas opciones, los críticos consideran que la gran mayoría de los votantes acaba escogiendo el método de voto en plancha al ser más sencillo, convirtiendo un sistema proporcional en uno mayoritario de facto. 

El sistema de circunscripción única elegido por la cúpula de Podemos solo aceptará para la Cámara baja unas candidaturas estatales. Es decir, todos los simpatizantes votarán a los mismos nombres en toda España. Serán los propios candidatos los que elijan, en función del resultado, la circunscripción en la que concurrir finalmente a las generales. Esta circunstancia puede dar pie a que, por ejemplo, el número uno por Sevilla o por Cantabria sea de Madrid o de Oviedo. Uno de los escollos de Podemos con vistas a las próximas elecciones generales consiste, además, en la dificultad de lograr un parlamentario en las provincias a las que solo les corresponden dos o tres diputados como Soria o Ávila. Según la dirección, este sistema es el único que puede garantizar, en tan poco tiempo, un grupo parlamentario sólido o una "alternativa de Gobierno".

"Esa propuesta aboca a la elección, por parte de los y las inscritas, desde el desconocimiento de la mayor parte de las personas que puedan componer la lista oficial, que en el contexto de las elecciones generales multiplica los efectos no deseados y ampliamente criticados de la llamada votación en plancha", prosigue la resolución de Baleares, que lamenta: “Va creciendo el desánimo entre nuestros compañeros y compañeras (que en definitiva son quienes van a llevar a cabo la campaña electoral) ante quienes resulta muy difícil explicar lo que nosotros y nosotras mismas no acabamos de entender”. "Además", continúa, "la sola posibilidad de presentación impuesta de candidatos/as foráneos (cuneros/as) viene a suponer que Podemos pueda adoptar hasta la caricatura uno de los peores vicios de los partidos de la casta". El eurodiputado Miguel Urbán también criticó ese sistema. “Es un error. No es entendible que, por ejemplo, se ponga a alguien de Madrid a competir por Córdoba", afirmó.

Aunque los frentes críticos quedaron diluidos en Podemos antes de las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo, Teresa Rodríguez y Pablo Echenique, enmarcados en el pasado en un sector de oposición interna a Pablo Iglesias, se desmarcaron de estas primarias. Rodríguez votó en contra y Echenique se abstuvo. El Consejo Ciudadano de Toledo ha promovido un manifiesto por unas primarias abiertas, sin listas y con la circunscripción correspondiente, y mantiene que "en la elección de los órganos autonómicos y las candidaturas electorales autonómicas la existencia de listas avaladas por los órganos estatales ha hecho mucho daño al partido".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información