Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro empresas del comisario Villarejo recibieron 20,42 millones

Las cuatro sociedades "matriz" del entramado empresarial recibieron fondos durante casi dos décadas, entre 1992 y 2010

Comisario José Villarejo Ampliar foto
El comisario José Villarejo.

Las cuatro sociedades “matriz” del entramado empresarial del comisario José Manuel Villarejo recibieron fondos por valor de 20,42 millones de euros entre 1992 y 2010. Estas cantidades entraron en concepto de señalizaciones, préstamos de accionistas, inmuebles, deuda comercial o amortización de gastos y acabaron engrosando los fondos propios de Club Exclusivo de Negocios y Transacciones, Lextor, Premium Hotels y Cenit Sata, según sus memorias anuales.

Un análisis pormenorizado de los balances y cuentas de resultados de las sociedades en las que participan el polémico policía, su familia y sus socios permite comprobar que la actividad ordinaria de las empresas no generaba el dinero suficiente para llevar a cabo todas las inversiones inmobiliarias en las provincias de Madrid, Málaga o Córdoba (más de 14 millones de euros a precio de coste en su momento), o las nuevas inversiones en sociedades. Sin embargo, eso no impidió el fuerte crecimiento, tanto de sus fondos propios como de sus activos, a través de inyecciones de dinero contabilizado de diversas formas y capitalizado posteriormente.

Entrada y asignación de fondos de las sociedades de Villarejo pulsa en la foto
Entrada y asignación de fondos de las sociedades de Villarejo 

La gran mayoría de estas inyecciones de fondos, superiores a los 20 millones de euros, se produjeron cuando Villarejo había vuelto a la actividad policial (1993) después de pasar unos años de excedencia e iniciar sus negocios privados. A juicio del Ministerio del Interior, sus negocios privados no son incompatibles con su actividad como comisario de policía, aunque algunos de ellos estén directamente relacionados con la investigación privada, la gestión de crisis o la actividad jurídica o “incidencias judiciales”, tal como detalla, en el apartado de “servicios”, la web de la filial Servicios de Investigación y Detección S. L. (www.imasdservices.com).

Los fondos llegaron directamente a las sociedades “matriz” de Villarejo y sus socios, de las que cuelgan el resto de las empresas. En la actualidad, el policía mantiene activas al menos 12 sociedades (23 incluyendo filiales de filiales), con un capital social de 16 millones de euros, aunque llegó a manejar 46 empresas que fueron cerradas o cambiaron de nombre, país o de objeto social.

Del total recibido, 1,5 millones provienen de las sociedades que creó en su día en Uruguay y canceló cuando el presidente José Mujica anunció su decisión de que ese país dejara de tener el carácter de paraíso fiscal. En concreto, Villarejo creó las sociedades Financiera Omerán S. A. y Financiera Uruplan S. A. el 27 de diciembre de 1989 y las cerró el 14 de octubre de 2011 pasando a denominarse Inversiones Estratégicas Sensibles y Global Sinapsis Investment S. L., respectivamente. Desde ambas, y en forma de préstamo, entre 1998 y 1999 entraron en Club Exclusivo 514.827 euros en libras esterlinas y dólares y otros 964.474 euros entre 2000 y 2004 que se capitalizaron al año siguiente en ambos casos.

Un segundo bloque de fondos, por valor de 3,54 millones de euros, entró en las sociedades Lextor, Cenyt Data, Club Exclusivo y Premium Hoteles. En unos casos los fondos se contabilizaron en concepto de señal por operaciones de venta de inmuebles que luego, sin que parezca que se realicen y sin que el dinero se devuelva, se capitalizan, bien directamente, bien a través de una condonación en la cuenta de resultados y, en otro caso, como cantidad “a cobrar a plazo” que, según la memoria, no se correlacionaría con salidas de inmovilizado material.

Capitalización de fondos

Según se desprende de los balances y cuentas de resultados de estas sociedades, Premium Hotels recibió en concepto de señal 274.663 euros en 2003 y 495.834 en 2008. En el primer caso, la cantidad adelantada no se devolvió ni se concretó en una venta, sino que se capitalizó en 2008 como aportación de socios, sin que conste escritura pública. La segunda aportación fue también capitalizada en 2013.

Club Exclusivo es la sociedad que más dinero recibió. Así, en 2008 nace una deuda de 1,51 millones, que coincide con la entrada en el balance de un ático, viviendas y plazas de garaje de la promoción Mirador de la Cala en Estepona poco después de la concesión de la licencia de primera ocupación. La deuda se cancela en 2009, año que recoge, además, un resultado extraordinario de 3,1 millones de euros que podría incluir la condonación de esa deuda.

También en 2008, contabiliza 1,8 millones en concepto, según reza la memoria de Club Exclusivo, de “crédito a corto plazo a cobrar como consecuencia de la operación efectuada con cobro a plazo”, del que se percibe 754.217 euros en 2009 siendo provisionado el resto. Dicho “crédito por operación con cobro a plazo” convive en el ejercicio 2008 con un resultado extraordinario de 3,21 millones que no parece guardar relación con una venta de inmuebles, ya que la memoria solo indica una salida de inmovilizado material por valor de 156.700 euros.

De todas las inyecciones de fondos que recibió José Manuel Villarejo en sus sociedades, 9,6 millones de euros llegaron como deudas con terceros y al margen de las generadas con entidades financieras. De ellos, casi 7 millones de euros se recibieron en concepto de “otras deudas” y se destinaron en el mismo año a préstamos (en el caso de Club Exclusivo de Negocios y Transacciones) o a constituir nuevas sociedades (Cenyt Consultoría y Cenyt Ksur) a través de Lextor. Todo ello formaba parte de la manera de actuar de las empresas del grupo que intercambiaban fondos, modificaban su nombre, objeto social o la duración del ejercicio y se condonaban deudas entre ellas, formando una trama difícil de seguir. 

Recalificaciones millonarias por parques temáticos frustrados

Las empresas de Villarejo hicieron también negocio con los parques temáticos. Club Exclusivo incorporó a su balance en 2002, como activación directa y contra reservas, 5,7 millones de euros como “gastos de desarrollo” del proyecto Almansur. No consta en las memorias quién se hizo cargo del pago de estos gastos antes de transferir el proyecto a Club Exclusivo y esta a Ciudad Almansur.
Almansur era un parque temático que se iba a desarrollar en Córdoba, pero que finalmente no salió adelante porque “los inversores americanos se echaron para atrás”, según declaraciones de Rafael Redondo, abogado y socio de Villarejo en varias empresas. El Ayuntamiento de Córdoba no autorizó el parque en el terreno inicialmente previsto, por ser zona de protección del conjunto histórico del palacio de Medina Azahara. El proyecto se reubicó en la finca La Caballera, de Almodóvar del Río y Lextor S. L. obtuvo plusvalías por la venta de parcelas colindantes a la finca recalificada.

Esta operación de Córdoba tiene similitudes con el proyecto Gran Scala en Aragón o con Eurovegas en Madrid, en los que todo dependía de una importantísima inversión extranjera que finalmente se frustró. En el caso de Gran Scala, que acabó en estafa, una de las sociedades de Villarejo llegó a tener cerca del 10% del capital de la promotora (ILD-International Leisure Development Limited), e incluso llevaba la comunicación del proyecto. En Eurovegas no consta participación de las empresas del comisario, aunque sí la propiedad de varias parcelas en los terrenos lindantes con la finca de la Venta de la Rubia, en la localidad madrileña de Boadilla del Monte.

Más información