Podemos y el PSOE acuerdan 13 medidas para desalojar a Cospedal

Los socialistas dicen que no se sienten "vulnerados" por el pacto con el partido de Iglesias

El PSOE de Castilla-La Mancha cerró este lunes con Podemos un acuerdo para que Emiliano García-Page sea el próximo presidente autonómico. El barón socialista y el líder regional del partido de Pablo Iglesias, José García Molina, acordaron un texto con 13 exigencias programáticas que suponen una enmienda a la totalidad de la gestión de la presidenta en funciones, la popular María Dolores de Cospedal.

El acuerdo se articula en tres bloques: transparencia, medidas sociales y reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha para revocar la reforma de la Ley Electoral impulsada por el PP la pasada legislatura y que redujo el Parlamento autonómico de 49 a 33 escaños. Las medidas se centran en un plan de choque contra la pobreza que prevé la creación de un fondo social, un proyecto urgente para detener los desahucios, una auditoría de las cuentas, la recuperación de los servicios públicos externalizados por el Gobierno de Cospedal, una reforma tributaria, ayudas para reducir la pobreza energética y mayor transparencia en la contratación pública, Se trata, en su mayoría, de iniciativas que Podemos califica de “rescate ciudadano” y que, según inciden fuentes socialistas, estaban contempladas por el programa electoral del PSOE salvo la introducción de mecanismos de participación ciudadana en las Cortes de Castilla-La Mancha.

Tras pactar el pasado sábado en decenas de Ayuntamientos, entre los que se encuentran los de las principales ciudades, PSOE y Podemos formalizaron este lunes su primer acuerdo autonómico. Las negociaciones, que avanzaron a lo largo de la pasada semana, se desarrollaron en un clima de “sinceridad”, según ambas fuerzas, donde el diálogo estuvo ceñido al documento pactado. Podemos someterá ahora ese acuerdo al voto de sus bases en esa comunidad, mientras que el PSOE lo llevará a la Ejecutiva regional prevista para mañana.

Frente al PP

El PSOE, aseguran fuentes del partido, no se siente “vulnerado” de ningún modo por el pacto y las propuestas de la formación de Iglesias. Page, quien afirmó ya después de las elecciones del 24 de mayo que el programa de Podemos le parecía “asumible”, se convierte así en el primer barón socialista en pactar con el partido de Iglesias. El principal objetivo de ambas fuerzas, en las comunidades donde ha gobernado el PP, es impedir que esa formación se mantenga en el poder.

Aunque no hay nada cerrado, es posible que un acuerdo parecido se concrete en Extremadura entre el socialista Guillermo Fernández Vara y el líder regional de Podemos, Álvaro Jaén. No será así en Asturias, donde el PSOE de Javier Fernández nunca ha tenido una buena relación con el partido emergente. El entendimiento se acabó de romper el pasado sábado, cuando la candidatura de unidad popular impulsada por Podemos Xixón Sí Puede se negó a respaldar al aspirante socialista en Gijón tras consultar la decisión en referéndum abierto a los ciudadanos. Esa circunstancia facilitará un Consistorio de Foro Asturias, el partido de Francisco Álvarez Cascos, exvicepresidente del Gobierno del PP.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS