PSOE y Podemos, cerca del acuerdo en Extremadura y Castilla-La Mancha

Las dos formaciones ven muy avanzadas las negociaciones para desalojar al PP

Emiliano García-Page, a la derecha, junto al barón de Podemos, José García Molina.
Emiliano García-Page, a la derecha, junto al barón de Podemos, José García Molina. Ismael Herrero (EFE)

El PSOE y Podemos ven muy cerca un acuerdo en Castilla-La Mancha y en Extremadura. Las dos formaciones, que dan casi por sentados pactos al menos en estas dos comunidades, celebraron este lunes sus primeras reuniones formales. En esas dos citas abordaron las propuestas del partido de Pablo Iglesias, que plantea la creación de un fondo social y medidas de regeneración democrática. Estas líneas programáticas ya han sido aceptadas por los socialistas.

La noche electoral del 24 de mayo, ante los datos en Extremadura y Castilla-La Mancha, en el PSOE ya se dio por seguro que Guillermo Fernández-Vara sería el presidente de la Junta de Extremadura y  Emiliano García-Page el de Castilla-La Mancha. El primero ganó las elecciones y el castellanomanchego quedó a un escaño del PP. Sin empezar a hablar, ambos consideraron más que factible que Podemos no impediría esos Gobiernos que supondrán el fin de los Ejecutivos del PP de José Antonio Monago y María Dolores de Cospedal.

La confianza de los dirigentes socialistas en no tener problemas, de entrada, para acordar sus investiduras con Podemos venía de sus programas electorales, de su buen resultado electoral. La discusión sería más fácil puesto que nada tenían que intercambiar. El partido de Pablo Iglesias había dejado claro que no iba a pedir la entrada en ningún Gobierno, en tanto que el PSOE tampoco lo iba a ofrecer. Esto ha facilitado establecer los contornos del diálogo solo basados en programas.

Tras la celebración de las primeras reuniones, Podemos da casi por sentados acuerdos con el PSOE en Castilla-La Mancha y en Extremadura para hacer frente al PP. El secretario de Organización del partido, Sergio Pascual, mantuvo que las negociaciones entre José García Molina y Álvaro Jaén, respectivamente, con Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara se encuentran ya en una fase avanzada. “Podemos deciros que las conversaciones están avanzadas en el caso de Castilla-La Mancha, donde parece que se está llegando a un acuerdo, y en Extremadura”, señaló.

Las exigencias del partido emergente

Podemos pide al PSOE de Castilla-La Mancha la creación de un fondo destinado a medidas sociales que, de entrada, contaría con 500 millones de euros.

El candidato de Podemos en Extremadura reclama al socialista Guillermo Fernández Vara la creación de una comisión de transparencia y de mecanismos de mejora de la participación.

En esas dos comunidades el diálogo con el PSOE ha girado en torno a un “fondo de 500 millones para un plan de rescate” y a medidas de transparencia y participación. Según la dirección de Podemos, estos avances se están dando por “el acercamiento de posturas en el terreno programático”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En Aragón la situación es más complicada, porque el cabeza de lista de Podemos, el exeurodiputado Pablo Echenique elevó sus exigencias a responsabilidades de Gobierno. En cualquier caso, está a punto de presentar “un decálogo con propuestas que deben ser conversadas y dialogadas” con los socialistas de Javier Lambán. En Navarra, “Podemos va a apoyar al Gobierno de Uxue Barkos [Geroa Bai], que será quien tenga que liderar el proceso de negociación”.

El dirigente de la formación consideró, además, que “el bloque del cambio parece consolidado en el caso de Valencia y Baleares”. Se refería Pascual a un hipotético gobierno valenciano presidido por Mònica Oltra, candidata de Compromìs, y un acuerdo que incluya a Mès en Baleares.

En Asturias, donde el socialista Javier Fernández ganó las elecciones, las conversaciones del PSOE con Podemos no van, en cambio, por buen camino. Es posible que las conversaciones se orienten hacia un acuerdo con IU que obtuvo cinco escaños. El presidente socialista, que ha gobernado los últimos cuatro años, no acepta que Podemos le pida que de “un giro de 180 grados”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS