Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu hace “autocrítica” al trato dado a las víctimas del terrorismo

El lehendakari anuncia el inicio de una "nueva etapa" y dice que el fin de la violencia de ETA no puede suponer "pasar página sin clarificación"

El lehendakari, durante las jornadas en San Sebastián.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido esta mañana en San Sebastián que el fin de la violencia en Euskadi "no puede suponer pasar página sin una clarificación, reconocimiento y crítica explicita sobre lo sucedido". Urkullu, que ha participado en la inauguración de unas jornadas sobre víctimas del terrorismo organizadas por la Cámara de Comercio de Gipuzkoa, ha reconocido que al Ejecutivo vasco también le corresponde hacer una autocrítica respecto al trato que han recibido las personas que sufrieron la violencia de ETA.

El lehendakari ha subrayado que el Ejecutivo autonómico no permitirá que se difunda "cualquier historia justificadora de la violencia o de las vulneraciones de los derechos humanos", el rechazo a que la memoria y el olvido queden relegados, además de anunciar una nueva etapa en la política que impulsará respecto a las víctimas, que se se asentará en tres principios: "una reflexión autocrítica, la determinación de defender un mínimo ético y la voluntad centrada en el objetivo de unir".

"Llegamos tarde [para ofrecer] la respuesta que merecían las víctimas. Debimos reaccionar antes y hacerlo mejor", ha reconocido el lehendakari, que ha puesto como ejemplo la división que recorrió a la clase política en Euskadi en los años 90 respecto a la desunión en la solidaridad hacia las personas que sufrieron el terrorismo, "algo que de manera injusta e inaceptable hoy todavía sucede".

Precisamente, el lehendakari mantuvo ayer por primera vez una reunión con diferentes asociaciones de víctimas, después de haber sido criticado por haber recibido antes a familiares de presos de ETA representados en la asociación Etxerat. Los colectivos de víctimas calificaron el encuentro de positivo y alabaron la determinación de Urkullu al defender que ETA "no debería haber existido", además del compromiso de que su Ejecutivo solo espera de la banda la entrega de armas y disolución.

Tanto el PSE como el PP, si bien han tildado de "positiva" la reunión de Urkullu con los colectivos de víctimas, han criticado la tardanza del lehendakari en recibir a las personas que sufrieron el terrorismo de ETA. La secretaria general de los populares vascos, Nerea Llanos, en una entrevista en Onda Vasca, ha puntualizado que el encuentro se tendría que haber producido nada más haber tomado posesión de su cargo el lehendakari y por iniciativa propia.

Llanos, que ha desmentido que su partido se niegue a rendir homenaje a todas las víctimas, ha vuelto a insistir en su rechazo al discurso de justificar el terrorismo como si se hubiera producido una guerra entre dos bandos. "Lo que ha habido ha sido una banda terrorismo que se ha dedicado a infligir sufrimiento a toda la sociedad vasca", ha zanjado.

La líder del PSE, Idoia Mendia, por su parte, ha recordado la postura crítica de su partido respecto al Plan de Paz y Convivencia impulsado por el Ejecutivo de Urkullu. "No hacemos lucha política con esta cuestión porque creemos que es un tema importante, siempre hemos solicitado al Gobierno que busque el acuerdo con todos los partidos y con las víctimas. Si el acto de hoy sirve para eso, por nuestra parte será bienvenido", ha defendido.

Más información