Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATENTADO DE AL QAEDA EN YEMEN

Un superviviente del atentado de Yemen pide que se reabra el caso

La revelación de un exmiembro de Al Qaeda puede dar un vuelco a la investigación judicial

El testimonio de Hani Muhammad Mujahid. / El País Live

Esteve Masó, superviviente del atentado de Marib (Yemen) de julio de 2007 en el que fallecieron ocho españoles, pidió este jueves la reapertura de la investigación judicial tras conocer el relato de Hani Mujahid, ex miembro de Al Qaeda que asegura haber informado a los servicios secretos yemeníes del ataque sin que estos reaccionaran. El caso se archivó en 2011 en la Audiencia Nacional ante la falta de colaboración de las autoridades de ese país. El confidente está dispuesto a declarar y su testimonio dará un vuelco a la investigación.

Moratinos: “Recuerdo que fue durísimo”

Miguel Ángel Moratinos era ministro de Asuntos Exteriores cuando se produjo el atentado, en julio de 2007, contra los turistas españoles. “Lo recuerdo perfectamente. Fue durísimo. Nos reunimos por la noche en mi despacho en una célula de crisis. Fueron horas muy tensas. El reconocimiento de los fallecidos fue muy difícil. Hasta que no tuvimos la certeza pasamos momentos malos porque teníamos mucha presión para el reconocimiento de los cadáveres”Moratinos asegura que la información que barajó entonces el ministerio apuntaba a que la rama de Al Qaeda en Yemen “buscaba a occidentales, no específicamente españoles” y afirma que “cayeron por error”.

Masó —cuya esposa, Marta Borrell, de 54 años, murió en el atentado— reclama a las autoridades judiciales la reapertura del caso. “La información del confidente es inédita. Se trata de una auténtica bomba. Hay que investigar los nuevos datos".

Este profesor gerundense de 59 años pide que se reactiven las pesquisas que archivó en 2011 el juez de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu. "Yemen ha dificultado durante años la investigación. Todo forma parte de un plan gubernamental para no entrar en el fondo del asunto", añade.

Según esta víctima, la revelación del confidente cuestiona la versión oficial del atentado. Yemen identificó a Abdul Mohamed Assad Rahif como el conductor suicida del coche bomba que mató a ocho españoles. "Ahora es posible que los terroristas sean otros". Otros supervivientes declinaron responder para "no recordar la tragedia”.

El confidente Hani Mujahid, que se unió a la yihad en Afganistán en 1998, revela en una investigación de Al Yazira y EL PAÍS nombres de presuntos autores desconocidos y de los cerebros y colaboradores en la matanza, algunos todavía en libertad. Asegura que el Gobierno del expresidente Alí Abdallah Saleh permitió algunos atentados para recibir ayuda de EE UU y de sus aliados.

Un exembajador yemení, destinado durante los últimos años en varias capitales árabes, califica la acusación del topo de Al Qaeda de "interesante y preocupante". Y sobre el doble juego del expresidente Saleh, responde: "Sí, lo sabía, pero no era el único en Yemen que tenía esos vínculos", informa Ángeles Espinosa.

Las autoridades yemeníes facilitaron a la prensa diferentes nombres de los responsables del atentado a los que más tarde enviaron a España en la única comisión rogatoria a la que respondieron. En la misma aseguraron que todos ellos, salvo dos, habían sido abatidos en operaciones policiales y que habían condenado en rebeldía a 15 años a Ammar Ibadah Masud Al Wali.

La información del topo de Al Qaeda es interesante y preocupante", dice un exembajador yemení

Los turistas españoles encontraron la muerte cuando visitaban el templo yemení de Mahram Bilquis, cerca de la antigua ciudad de Marib. Un coche bomba guidado por un suicida se empotró contra la comitiva. “Les informé minuto a minuto sobre quiénes estaban allí. Que el coche (bomba) estaba lejos y que no sabía quienes estaban dentro. Les dije: ‘van a atentar contra turistas españoles. Debéis pararlo’. Me respondió que OK”.

Hani esgrime que había alertado una semana antes del mismo ataque a un primo suyo, coronel de los servicios secretos en la provincia de Taiz. Abdurraman Barmen, el abogado de Hani, pide que se reabra el caso en la Audiencia Nacional. “Espero que España obligue al Gobierno yemení a investigar de verdad el caso y que todos los que participaron en la muerte de esas personas inocentes reciban su castigo. Cualquier que tuviera relación con el ataque debería ser investigado tanto sea Ali Abdallah Saleh (ex presidente de Yemen cuando se produjo el atentado) o cualquier otro”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información