Una reforma antiETA impide a León de la Riva tomar posesión como edil

La condena le impide recoger el acta como concejal de Valladolid pese a no ser firme

El alcalde de Valladolid y candidato del PP a la reelección, Javier León de la Riva, esta mañana en el juicio
El alcalde de Valladolid y candidato del PP a la reelección, Javier León de la Riva, esta mañana en el juicioNacho Gallego (Efe) (EFE)

Una reforma legal dirigida a hacer frente a ETA se vuelve ahora contra el PP y, más concretamente, contra el todavía alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, condenado a 13 meses por desobedecer una resolución judicial. León de la Riva no podrá siquiera recoger el acta de concejal electo como consecuencia de una reforma de la Ley Electoral aprobada en 2011, dirigida al entorno de ETA, apoyada por PP y PSOE e incluida en una enmienda presentada entonces por UPyD.

Según esa reforma “son inelegibles los condenados por sentencia, aunque no sea firme, por delitos de rebelión, de terrorismo, contra la Administración Pública o contra las instituciones del Estado”. Antes de esa reforma era necesario que la sentencia fuera firme, pero se entendió que había que cerrar ese hueco legal que permitía que condenados por terrorismo pudieran llegar a las instituciones democráticas.

Más información
“No es un pacto contra el PP, sino contra la soberbia y el machismo”
León de la Riva, condenado por desobediencia, seguirá en funciones
El alcalde de Valladolid culpa a una edil de ignorar una sentencia

León de la Riva ya fue elegido el pasado 24 de mayo y, por tanto, ya no se le hubiera podido aplicar esa causa de inelegibilidad, sin embargo, la reforma legal de 2011 contra el terrorismo también cerró el paso por esta vía a los condenados en primera instancia. En concreto, se establece desde 2011 en el artículo 6 que “las causas de inelegibilidad lo son también de incompatibilidad”.

Antes de eso había causas de inelegibilidad, es decir, que impedían presentarse a las elecciones, pero que no necesariamente eran de incompatibilidad posterior. En este caso, León de la Riva, al ser condenado y aunque quepa recurso, es incompatible con cualquier cargo público mientras dure la condena de inhabilitación.

El socialista Óscar Puente ya ha pactado para ser el alcalde de Valladolid con apoyo de la izquierda y acabar con 20 años de León de la Riva al frente del ayuntamiento. Sin embargo, el aún alcalde en funciones no podrá ni ser concejal. Inicialmente aseguró que tomaría posesión del cargo de concejal, pero la reforma contra el terrorismo aprobada por su partido se lo impide.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Incluso, cabría la posibilidad de que León de la Riva tuviera que dejar el cargo de alcalde en funciones y no poder siquiera entregar el bastón de mando a su sucesor. Ya está inmerso en causa de incompatibilidad por su condena, pero solo una cuestión de plazos le permite mantenerse en el cargo: no da tiempo a celebrar un pleno antes de que el 13 de junio se constituya el nuevo ayuntamiento y, por tanto, no puede ser destituido.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS