EE UU desplegará hasta 40 aviones en Morón en caso de crisis

El Pentágono no se compromete a crear empleo, pero acepta que empresas españolas ejecuten obras por 26 millones

Marines americanos durante uno ejercicio en Morón.
Marines americanos durante uno ejercicio en Morón. Robert L. Fisher

El acuerdo entre Washinton y Madrid para convertir la base de Morón de la Frontera (Sevilla) en sede de la Fuerza de Respuesta de Crisis del Cuerpo de Marines, con hasta 3.500 efectivos (2.700 permanentes y 800 temporales) y 40 aviones (26 permanentes y 14 temporales) no incluye un compromiso explícico de creación o mantenimiento del empleo. No obstante, el Pentágono ha aceptado que las obras que acometerá en la base en los próximos dos años por 29 millones de dólares (26 millones de euros) las hagan empresas españolas.

El Consejo de Ministros autorizó este viernes la firma del Tercer Protolo de Enmienda al Convenio de Cooperación para la Defensa entre España y Estados Unidos, de diciembre de 1988, que será firmado por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y su homólogo estadounidense, John Kerry, durante la visita de este último a Madrid el domingo y lunes.

"La soberanía de España queda garantizada", asegura la vicepresidenta Sáenz de Santamaría
El despliegue de la fuerza de marines apenas creará puestos de trabajo fijos según los expertos

El acuerdo convertirá Morón de la Frontera (Sevilla) en base principal de la fuerza del Mando de Estados Unidos para África (USAFRICOM), aunque también podrá intervenir en operaciones en Europa y Oriente Próximo.

Los efectivos máximos permanentes de EE UU en Morón serán 2.700 (2.200 militares y 500 civiles), a los que podrían sumarse otros 800 militares con caracter temporal. Fuentes estadounidenses aseguran que no hay intención de aumentar los 850 marines que ahora hay en Morón y que la cifra de 2.200 responde a la necesidad de contar con un colchón cuando, con motivo de un relevo, coincidan dos contingentes de 850 marines, además de los 500 efectivos del Ejército del Aire ya previstos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El aumento del personal militar supondrá un paralelo incremento de aeronaves: los 17 aviones de despegue vertical MV-22 Osprey y Hércules C-130 pasarán a 26 con carácter permanente y hasta 40 con carácter temporal.

Más información
El Gobierno acepta negociar que Morón sea base copntra el yihadismo
El Gobierno prorrogará la presencia de los marines en la base de Morón
La negociación con Washington en tinieblas, por Miguel Ängel Aguilar

 La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría subrayó que “la soberanía de España queda garantizada”, pues se exigirá la autorización del Gobierno español para todas las misiones que no tengan carácter bilateral o multilateral. Se establece además un procedimiento de “consultas previas al máximo nivel” entre los ministerios de Defensa para pasar del límite en situación de normalidad (2.200 más 500) al máximo en caso de crisis (3.500).

El documento que firmarán Margallo y Kerry no habla de inversiones. Estas figuran en un un Acuerdo de Entendimiento negociado por los dos departamentos de Defensa, en el que “se estima” que las obras necesarias para adaptar la base costarán 29 millones de dólares.

Las obras serán sufragadas por EE UU y ejecutadas por empresas españolas “si la legislación estadounidese lo permite”; es decir, si no lo impiden razones de seguridad. El Pentágono deberá contratar a un español por cada empleado estadounidense fijo. Pero nadie espera que el despliegue de los marines genere muchos empleos fijos. “Se trata de una unidad expedicionaria. Es decir, autosuficiente”, explican los expertos.

El mantenimiento del empleo es una de las grandes preocupaciones de los trabajadores de la base, que desde 2010 han sufrido tres expedientes de regulación de empleo que se han saldado con 240 despidos. 

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS