Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno andaluz cumple 60 días en funciones desde las elecciones

Los socialistas retomarán las negociaciones tras los comicios del próximo domingo

Susana Díaz, en un acto en La Roda de Andalucía. Ampliar foto
Susana Díaz, en un acto en La Roda de Andalucía.

El PSOE activará después de las elecciones municipales del domingo los contactos para desbloquear la investidura de Susana Díaz, aunque hasta la primera quincena de junio va a ser difícil ver un resultado en firme que permita la elección de la socialista como presidenta de la Junta de Andalucía. Tras tres votaciones en contra, el Gobierno andaluz cumple hoy 60 días en funciones desde las elecciones autonómicas del pasado 22 de marzo.

Los socialistas lo intentarán pero dudan de que la semana posterior a los comicios locales de este domingo 24 de mayo se den las condiciones para reanudar el pleno de investidura –que se encuentra suspendido- y que el presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, convoque a los 109 diputados a una nueva votación, la cuarta. Lo que sí esperan es que todos los partidos saquen conclusiones de los resultados electorales y “asuman su responsabilidad” para que dejen gobernar al único partido con posibilidad de formar Gobierno. La presidenta en funciones, Susana Díaz, reprochó este miércoles la actitud obstruccionista de la oposición frente a la mano tendida que, en su opinión, ofrece su partido: “La generosidad y el diálogo no puede ser: lo tomas o lo dejas por parte de quien ha perdido, eso es imponer y se llama dogmatismo”.

El análisis del PSOE es que una vez celebrada las elecciones locales y autonómicas en 13 comunidades la oposición ya no puede justificar su posición contraria a dejar pasar la investidura de Díaz, quien reitera insistentemente que no pide un voto a favor, sino que la dejen formar gobierno. Los socialistas han mostrado una relativa comprensión con la negativa mantenida hasta ahora por Ciudadanos y Podemos, los dos grupos con los que los negociadores socialistas Juan Cornejo y Mario Jiménez más contacto han tenido. Creen que esta actitud se debe a una cuestión táctica de no aparecer ante su electorado al lado del PSOE, aunque sea mediante la abstención.

Los socialistas también perciben “señales” de que a partir del domingo las negociaciones pueden entrar por el carril bueno. El secretario regional de Ciudadanos, Juan Marín, consideró este miércoles como “muy probable” que se llegue “a un entendimiento” para la investidura. “No me cabe la menor duda de que se podrá llegar a un acuerdo para que haya una investidura lo antes posible"”, subrayó. También la líder de Podemos, Teresa Rodríguez, se mostró ayer “segura” de que “en algún momento” llegará el acuerdo. E incluso, el vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP y diputado andaluz, Javier Arenas, expresó su “impresión” de que tras el 24-M puede haber un posible desbloqueo.

Aunque tras la tercera votación, el pasado día 14, se aplazó la negociación, en este tiempo los socialistas no han roto los canales de diálogo con todas las fuerzas.

La situación de interinidad del Gobierno preocupa a los agentes sociales de una comunidad con una población de 8,4 millones de habitantes y una tasa de paro de casi el 34%. “Hay una situación de casi parálisis absoluta desde que se convocaron las elecciones en el mes de enero y una acumulación de problemas tremendos”, afirmó el secretario general de Comisiones Obreras, Francisco Carbonero. “Se nota en cualquier política relacionada con el empleo, la economía, las cuestiones sociales. Ningún consejero toma una decisión. No sabemos con quién hablar, ni hay interlocución. Espero que con urgencia y lo antes posible se resuelva esta situación”, añadió a EL PAÍS el dirigente del principal sindicato de Andalucía.

También la patronal ha vuelto a apremiar a la estabilidad. El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, apeló al “sentido común” para que los partidos se sienten a negociar. “Los ciudadanos al final lo que quieren es que se pase a la acción, se resuelvan los problemas y que hay un entendimiento institucional”, añadió. Al igual que el dirigente de CC OO, el representante de la patronal advirtió de que la interinidad del Gobierno afecta “a la ejecución presupuestaria” de la Junta.

El presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, solo mandará mensajes a los parlamentarios para otra cita si tiene garantías de que Susana Díaz superará la votación con éxito. La candidata necesita al menos 16 abstenciones para salir elegida por mayoría simple, es decir, más votos afirmativos que negativos. En las otras ocasiones cosechó 47 síes (los de su grupo) y 62 noes de la oposición. La composición del Parlamento andaluz es la siguiente: PSOE (47); PP (33); Podemos (15); Ciudadanos (nueve) e Izquierda Unida (cinco).

Más información