Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE afronta el tramo final de la campaña con una apelación al voto útil

El adversario del PSOE es el PP, según su guía de campaña, pero las fuerzas emergentes les restan votos y posibilidades de gobierno

Pedro Sánchez y el candidato Juan Carlos Pérez en Almería. Ampliar foto
Pedro Sánchez y el candidato Juan Carlos Pérez en Almería. EFE

El adversario del PSOE es el PP, según la guía de campaña del primero, pero las fuerzas emergentes, principalmente Podemos, y las candidaturas de unidad popular que se presentan en las elecciones municipales les restan votos. Esta realidad que constatan todas las encuestas motiva al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a presentar a su partido como la única opción de izquierda que puede conseguir desbancar al PP de los Gobiernos autonómos y de numerosos Ayuntamientos. En los últimos siete días de campaña, el líder socialista lanzará la llamada a la unidad del voto de toda la izquierda.

“Solo el PSOE garantiza Gobiernos de izquierda que desbanquen a la derecha”, afirmó la noche de este viernes el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en Murcia. Pero la apelación a la izquierda no es un mero recurso retórico, sino que tiene un profundo fondo político. En la mitad de la campaña, las perspectivas del PSOE mejoran, según los estudios demoscópicos, pero su ascenso no será redondo ni tendrá consecuencias definitivas como opción de Gobierno si Podemos y las candidaturas municipales de unidad popular le restan fuerzas.

No es baladí, por tanto, escuchar al líder del PSOE, presentar a su partido como el único representante de la izquierda. “Votar al PSOE es votar por Gobiernos de izquierda y por poner fin a Gobiernos de derecha en nuestro país”, afirmó este viernes en Murcia. Pero también en torno a esa idea construyó su discurso los dos días anteriores en Andalucía y en una entrevista en Onda Cero.

La apelación al voto útil está a pleno rendimiento en las filas socialistas. Todo girará en torno a la izquierda; también la política de pactos. “Nosotros no discutiremos con quién se puede pactar sino para qué: solo pactaremos sobre políticas de izquierda y si no hay un acuerdo programático en torno a las mismas, no pactaremos y defenderemos a los ciudadanos desde la oposición”. Esta precisión categórica de Sánchez, forma parte de los mensajes que el PSOE quiere dar a los ciudadanos para que piensen su opción de voto el próximo día 24. No solo es Sánchez, sino la mayoría de los candidatos socialistas quienes hacen esta misma apelación con la mirada de reojo hacia Podemos. Se trata de convencer a los potenciales votantes socialistas, a los que alguna vez lo fueron, a otros nuevos, y a los que votaron a IU, de que esa dispersión del voto de la izquierda puede llevar a que el PP repita en los Gobiernos aunque sin mayoría absoluta.

Además, se observa un ligero paso de la sociedad hacia la izquierda que candidatos autonómicos del PSOE explican por la crisis económica. “En tiempos de crisis el giro a la izquierda se produce porque la sociedad busca protección”, explica un candidato, después de precisar que no hay un cambio estratégico del PSOE, sino una adecuación a la realidad electoral.

Educación y sanidad

La fuerza para defender unos servicios sociales potentes y “detener las privatizaciones en educación, sanidad y servicios públicos” solo la puede tener el PSOE, proclama el líder socialista, que hace tres actos electorales cada día. Este sábado por la tarde acompañará a Emiliano García-Page, aspirante a presidir Castilla-La Mancha, quien contará con la presencia el domingo de Susana Díaz. Antes, al mediodía, Sánchez protagonizará con Ximo Puig, candidato a la Comunidad Valenciana, uno de los actos más relevantes de la campaña al convocar a sus simpatizantes en la plaza de toros de Valencia. Aquí con especial énfasis el líder de los socialistas hará la llamada al voto de la izquierda al competir con Podemos, IU y Compromís.

Rafael Simancas, en campaña de apoyo a Ángel Gabilondo, aspirante a presidir el Gobierno de la Comunidad de Madrid, y a Antonio Miguel Carmona, para el Ayuntamiento, pidió este viernes el voto para el PSOE para desbancar a la derecha. “Votar a Podemos es jugar a la ruleta rusa”, avisó Simancas.