Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz reduce el ‘caso Aznalcóllar’ a “una pelea entre dos empresas”

La presidenta de la Junta insiste en que si continúa el bloqueo político habra que ir a elecciones. "La situación es un sinsetido"

La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha circunscrito la investigación judicial abierta sobre la adjudicación del concurso de la reapertura de la mina de Aznalcóllar (Sevilla) a “una pelea entre dos empresas” y ha revindicado su decisión de paralizar el proceso. En una entrevista en el programa Hoy por Hoy de la Cadena SER, Díaz ha asegurado que el informe de los servicios jurídicos de la Junta “desmonta lo que el auto afirma que hay falta de rigor”.

La titular del juzgado de Instrucción 3 de Sevilla, Patricia Fernández, considera en un auto fechado el pasado 7 de mayo que la adjudicación se hizo “sin el mínimo rigor”. “No se aprecia”, dice la juez que la empresa que ganó el concurso Minorbis “cumpliese las exigencias mínimas, ni siquiera para superar la primera fase del concurso de adjudicación”. Tampoco “observa el más mínimo rigor en la actuación de la Administración” y cree que debería haberse suspendido el contrato y detallado el compromiso inversor de las partes asociadas.

Díaz ha afirmado que tuvo conocimiento del auto “a través de un medio de comunicación” y que a raíz de la publicación los servicios jurídicos de la Junta recabaron información en el juzgado. “Lo primero que mandé es que se paralizara el concurso. ¿Dónde hay un político en España que haya esto?”. No convirtamos en un caso de corrupción lo que es un problema de una mesa de contratación”, ha dicho.

La presidenta andaluza en funciones ha subrayado que el proceso ha sido “visado por 13 funcionarios”, pero que la mera sospecha de la juez “le basta” para haber ordenado frenar el proceso. Díaz ha pedido “rapidez” en la resolución de la investigación porque “hay miles de trabajadores” pendientes de la reapertura de la misma.

Respecto al bloqueo político en Andalucía, la candidata socialista ha dicho que “en absoluto se arrepiente” de haber adelanto las elecciones y ha advertido de que esta situación se puede reproducir en otras comunidades. Para Díaz la situación política andaluza “roza el ridículo y un sinsentido” y ha culpado a la oposición de mantener “no por el no, porque no me va bien”. También ha reiterado que si continua el bloqueo habrá que ir a elecciones.

En su opinión, los partidos que están diciendo que no a su investidura, el día que vean que están cerca de la urna y piensen que su "descalabro" puede ser mayor que el del 22 de marzo, quizá se "planteen otra cosa". En el pleno celebrado ayer, Díaz volvió a cosechar más votos negativos que de apoyo: 62 noes (PP, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida) y 47 a favor del grupo socialista. No habrá nuevas votaciones hasta después de las elecciones del 24 de mayo.

Díaz ha afirmado que está siendo “generosa” en las negociaciones con los grupos parlamentarios, pero los que han perdido las elecciones están planteando un “trágala”.