Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baleares: el Partido Popular, contra el “pacto del caos”

Bauzá, a punto de perder la mayoría, confía en el apoyo de Ciudadanos; los populares tratan de conservar una plaza clave

El candidato del PP José Ramón Bauzá. Ampliar foto
El candidato del PP José Ramón Bauzá. EFE

Una incógnita flota en el complejo mapa político y socioeconómico de Baleares: el Gobierno de José Ramón Bauzá, del PP, no tiene asegurado poder reeditar su actual mayoría absoluta. Bauzá es un ejemplo de valentía para Mariano Rajoy, por su gestión de conflictos y crisis difíciles: afrontó el hundimiento económico tras sustituir a los socialistas en el Ejecutivo y liquidó la herencia de la época corrupta del popular Jaume Matas, que llevó a éste y otros 13 cargos del PP a la cárcel.

Bauzá pregona sus avances económicos, con 30 meses de recuperación del empleo, merced al turismo y la liberalización urbanística y comercial. Pero según las encuestas del CIS, de distintos medios y del propio PP, le faltan entre 4 y 11 diputados para gobernar sin socios.

Los candidatos

  • PP. José Ramón Bauzá (Madrid, 1970). Farmacéutico.
  • PSOE. Francina Armengol (Inca, 1971). Farmacéutica.
  • MÉS. Biel Barceló (Palma, 1967). Abogado.
  • Podemos. Alberto Jarabo (Madrid, 1975). Realizador de televisión.
  • Ciudadanos. Xavier Pericay (Barcelona, 1956). Escritor y profesor.

En 2011 el presidente batió una marca histórica con 35 escaños —la mayoría absoluta son 30— y hoy batalla contra las peores previsiones: entre 19 y 26 parlamentarios. Irrumpirían con fuerza en la cámara Podemos y Ciudadanos; resistiría, a la baja, el PSOE, y se mantendrían los nacionalistas de MÉS. Unió Mallorquina no concurre a las elecciones: bisagra durante años de derechas e izquierdas, tiene a sus líderes presos y ha desaparecido como partido.

Los hoteleros se han volcado a favor del presidente-candidato del PP y su gestión. Es una acción preventiva pro “estabilidad” contra un eventual cambio, la formación de un bloque de izquierdas al estilo de los dos multipartitos de los que formó parte el PSOE en dos legislaturas alternas, 1999-2003 y 2007-2011. Los progresistas implantaron en 2002 la ecotasa para turistas, de un euro por noche, que el PP liquidó.

Baleares ha sido en el pasado un laboratorio de acuerdos entre fuerzas diversas, alianzas que excluían al PP y que Bauzá califica como un “cóctel o pacto del caos”. Mientras el dirigente popular se ceba con Podemos —por sus “políticas antiguas de extremistas, comunistas, leninistas, bolivarianos”—, la líder del PSOE, Francina Armengol, afirma que ella es “la alternativa” que recuperará derechos y servicios.

Baleares ha sido  un laboratorio de acuerdos entre fuerzas diversas, alianzas que excluían al PP

Los socialistas, MÉS y Ciudadanos buscan sacar rédito de la erosión de las siglas del PP —que ocultan bastantes listas municipales de Mallorca— y el descontento por los recortes en educación, asistencia y sanidad.

El PP afronta el conflicto en las escuelas, con las protestas de profesores y padres contra la aplicación del trilingüismo (inglés/castellano/catalán) y la merma del peso oficial de la lengua autóctona. La marea verde sacó a la calle, en 2013, a 100.000 ciudadanos de una población de 1,1 millones.

Desde la derecha se confía en poder contar en última instancia con el apoyo de Ciudadanos, un partido crítico con las demandas de la marea verde porque juzga en ellas una vertiente nacionalista. Bauzá pasó de tildar de “izquierdas” a Ciudadanos a decir: “Nos unen bastantes cosas”.

Más información