_
_
_
_
_

Rajoy: “El PP siempre defenderá la soberanía nacional con inteligencia”

El líder popular ofrece la "seriedad" de su partido para perseverar en el mismo rumbo frente "a los adanes y las ocurrencias"

Javier Casqueiro

Mariano Rajoy quiso comenzar su primer mitin de la actual campaña de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo en Tarragona, en Cataluña, para hablar de España, de la soberanía nacional, del imperio de la ley, ante las amenazas de los que defienden unos comicios plebiscitarios el 27 de septiembre y la independencia de esta autonomía. Y cumplió su plan, con firmeza, mencionando la palabra España casi una veintena de veces, enardeciendo al público que no llegó a abarrotar un pabellón con capacidad para 1.000 personas pero que ondeó con emoción sus banderas rojigualdas. Pero también con medida, como cuando vaticinó que seguirán ese plan pero para "hacerlo con inteligencia", como lo han hecho hasta ahora los responsables del partido en Cataluña y en particular su líder, Alicia Sánchez Camacho.

Más información
Rajoy defiende ante Mas abrir más la sociedad para ser más prosperos
Iglesias endurece su ataque al PP y llama a Aguirre “corrupta y gentuza”
Arranca la campaña electoral más incierta

Rajoy no comentó nada sobre la reciente sentencia del Tribunal Supremo sobre la obligatoriedad de enseñar el 25% de las materias en castellano en Cataluña ni sobre el fracaso de los pronósticos de las encuestas en el Reino Unido frente a los buenos datos reales del conservador David Cameron. Esos asuntos polémicos se los dejó a sus teloneros, que cumplieron ordenadamente el guión establecido.

El líder popular advirtió así de que el PP "siempre defenderá, pase lo que pase, la soberanía nacional de todos los españoles que tienen derecho a decidir lo que quieren que sea su país y no un partido, o desde un Parlamento o desde unos cuantos". Esa frase levantó al auditorio. Rajoy matizó que frenará esos intentos "desde el imperio de la ley". Luego, más calmado, apuntó que otros, partidos y políticos se supone, "harán lo que estimen oportuno o conveniente". Por la mañana, en Barcelona, estuvo y almorzó incluso en la misma mesa con Artur Mas en la inauguración del 38 Salón Internacional del Automóvil, y ambos obviaron esta polémica.

Cuando Rajoy apela a la inteligencia de sus partidarios para afrontar los próximos meses y años en Cataluña con respecto al proceso independentista se refiere a que en esa comunidad muchos ciudadanos han optado por convivir a diario y sin problemas con su identidad triple como "catalanes, españoles y europeos". El presidente entiende ahí que "forzar la renuncia a alguna identidad propia es poco inteligente y eso no es propio de los ciudadanos de Cataluña".

Embalado en ese clima españolista, Rajoy vaticinó de nuevo que el PP, "que es el primer partido de España, va a ganar en las elecciones y en la mayor parte de los ayuntamientos, y si no al tiempo. Lo veremos el 24 de mayo". Y ahí enlazó la "historia del PP, un partido nacido de la base y no del poder", con la suya personal, cuando comenzó a pegar carteles en Pontevedra con 22 años y luego perdió numerosas elecciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
El PP siempre defenderá, pase lo que pase, la soberanía nacional de todos los españoles

El presidente del Gobierno siguió, en el resto del primer mitin oficial, el guión habitual en esta precampaña, tras presumir con orgullo de la marca España, de los logros de estos tres años difíciles en La Moncloa, desde que cogió al país en 2012 casi en la ruina y al borde del rescate y la salida del euro, hasta que entró en el capítulo denominado orgullo de ser del PP. En ese apartado Rajoy aprovechó para piropear al candidato local, Alejandro Fernández, que sorprendió a los simpatizantes por su pasión y oratoria, para agradecer su compromiso de presentarse a la alcaldía de Tarragona a sus 38 años "porque aquí no hay adanes, efectivamente". Rajoy volvió a repetir al final de su alocución que en el PP "no se da ni un paso atrás, ni hay adanes ni ocurrencias" cuando cuestionó la capacidad y seriedad de los demás candidatos de otras formaciones, en alusión a Ciudadanos y Podemos, y cuando lamentó que hace dos o tres años nadie le aportara ni una sola idea para sacar a España del pozo y ahora proliferan todo tipo de propuestas.

Tanto Alejandro Fernández, el alcaldable por Tarragona, como Alicia Sánchez Camacho, la presidenta regional del PP catalán, sí enfatizaron lo sucedido en el Reino Unido, donde las encuestas no pronosticaron el gobierno con mayoría absoluta conseguido al final por el conservador David Cameron, para emparejarlo con lo que pueda ocurrir en las elecciones generales aún convocadas formalmente para el próximo noviembre. Sánchez Camacho fue más lejos y criticó a los "políticos y periodistas adanistas, tan listillos, que tanto hablan" en España y que no reflejan bien los logros de Rajoy, como "frenar el proceso separatista" o la sentencia sobre el uso del castellano en las escuelas catalanas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Javier Casqueiro
Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_