Rajoy defiende ante Mas abrir más la sociedad para ser más prosperos

El presidente del Gobierno anuncia el 8º Plan Pive de apoyo al sector en auge del automóvil en el 38 salón de Barcelona

Mariano Rajoy con Artur Mas hoy en el Salón del Automóvil de BarcelonaFoto: overonaelpais | Vídeo: A. García / Reuters

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, han relegado esta mañana en Barcelona por unas horas sus evidentes diferencias políticas sobre la deriva independentista de Cataluña para volcarse en el apoyo institucional desde todos los ámbitos a la 38 edición del Salón Internacional del Automóvil, un sector industrial clave para todo el país. No ha habido ninguna alusión directa al problema sobre el encaje de Cataluña en España que enfrenta a ambos políticos, sus partidos y los dos gobiernos desde hace casi dos años, pero el presidente Rajoy sí ha querido aprovechar el acto de presentación de la feria, ante medio centenar de grandes empresarios, para identificar el auge de ese "sector dinámico e internacionalizado" dentro de una "sociedad abierta para ser próspera". Mas, que habló antes, prefirió optar por etiquetar a Cataluña como "una novia muy importante" de la automoción.

Todo el acto, la presentación del salón, el almuerzo en el Palacio Albeniz con los 50 empresarios responsables de las principales firmas automovilísticas y luego el paseo por la feria, transcurrió por los derroteros normales entre responsables públicos. Sin más. Pero desde el primer momento, cuando Rajoy apareció en el Montjuic, tanto el presidente español como el catalán demostraron con su lenguaje corporal que prefieren mantenerse a distancia. Cuando están cerca apenas se miran, no se hablan, buscan otros interlocutores. Oficialmente, Rajoy no citó en ningún momento en su discurso el nombre de Artur Mas y le llamó dos veces "el señor presidente de la Generalitat".

En los discursos, todos muy tasados, los responsables del foro hicieron hincapié en resaltar la recuperación económica de la producción, matriculación y exportación de coches en España. Lo hizo el responsable del salón, Enrique Lacalle, luego el presidente de la patronal y de Mercedes España, Jose Luis Lopez-Schummer, más tarde el comisario europeo de Energía y Acción por el Clima, el español Miguel Arias Cañete, y el alcalde de Barcelona, el nacionalista Xavier Trias.

Más información
El Gobierno se aferra al triunfo de Cameron para augurar un vuelco en los resultados del 24-M
Arranca la campaña más incierta para municipales y autonómicas
El Supremo ratifica el 25% de las clases de Cataluña en castellano

Mas destacó los numerosos discursos institucionales del evento para subrayar el gran respaldo de todas las administraciones implicadas en la buena marcha del sector del automóvil. Y ensalzó los tres aspectos en los que se va a volcar la feria con "la conectividad, la sostenibilidad y el diseño" como los valores que está buscando en estos momentos el cliente. Mas presumió del salón, del Gran Premio de Montmeló de Fórmula I y de la decisión de Ferrari de abrir un parque temático en Port Aventura cerca de las industrias petroquímicas de la zona para recordar que es posible y viable compatibilizar esos dos ámbitos industriales y de riqueza. Al final, y tras rememorar también que estos días se celebra en la capital catalana el salón de las novias, Mas tiró de romanticismo y comentó: "Hoy por hoy una novia muy importante de Cataluña son ustedes".

Rajoy utilizó todos los datos que revelan el buen momento por el que vuelve a pasar en España la automoción para conectar esa recuperación con la de la economía de todo el país y citó ahí ciudades de todos los puntos cardinales, desde Vigo a Martorell, y desde Pamplona a Madrid. Todos los indicadores positivos de esta producción industrial le llevaron a concluir con una agradecimiento a todos los españoles y a todas las firmas implicadas, por adelantarse a su tiempo, creer en España y facilitar el nuevo escenario actual. Rajoy prometió así que el Gobierno ahora perseverará en sus reformas y políticas y aprobará el viernes que viene en el Consejo de Ministros la octava edición del Plan PIVE de apoyo a la industria del coche: "España era mucho más que la peor crisis de su historia y es mucho más que la mejor de sus recuperaciones".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS