Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE gana en Asturias pero necesita a Podemos para gobernar

El PP se verá abocado a buscar el apoyo de Ciudadanos para seguir en Aragón

Los estudios preelectorales del CIS reflejan en la mayoría de las comunidades un complicado escenario de pactos y apoyos cruzados en el que las dos fuerzas que han roto el mapa de partidos, Podemos y Ciudadanos, resultarán decisivas para formar o facilitar gobiernos. PP y PSOE sufren una caída notable respecto a las elecciones de mayo de 2011, pero las formaciones de Pablo Iglesias y Albert Rivera no logran desbancar el modelo bipartidista. Nadie se quiere retratar antes de las generales del próximo otoño, pero todos se verán abocados a dialogar y a alcanzar acuerdos.

La izquierda gana en Asturias

En Asturias, pese a la fragmentación del Parlamento autonómico, el estudio refleja una mayor preferencia de los votantes por las formaciones de izquierdas. El PSOE, partido que gobierna ininterrumpidamente desde 1999 salvo el paréntesis del Francisco Álvarez Cascos y Foro Asturias (FAC), se mantiene como primera fuerza con un 25,5% de los apoyos y 13 escaños. Le siguen Podemos, con un 21,4% de los votos. Izquierda Unida, que presenta como candidato a Gaspar Llamazares, logra dos escaños y un 6.7%. El PP ocupa la tercera posición con un 19,9%, mientras que Ciudadanos se alza con la cuarta posición (10,6%). FAC se desploma y pasa a ser la quinta opción más votada. 

La hipotética suma de los parlamentarios de PSOE y Podemos tendría la mayoría suficiente para gobernar el Principado. No obstante, pese a que la dirección nacional de los socialistas ha dado a sus barones libertad de decidir su política de alianzas, el actual presidente, Javier Fernández, siempre ha visto con recelo un acercamiento al partido de Pablo Iglesias, cuyo aspirante es Emilio León. En cualquier caso, las otras opciones de Fernández tampoco parecen viables, puesto que el líder autonómico del PSOE debería pactar con el PP o con IU, Ciudadanos y Foro. Otra hipotética alianza podría unir a populares, Ciudadanos y el partido que fundó Cascos.

El PP solo conserva la mayoría en Castilla y León

El PP, que en 2011 logró la Presidencia de 11 comunidades, en vísperas de estas autonómicas solo conserva la mayoría absoluta en Castilla y León. Con el 40,9% de los votos y una estimación de  43-44 escaños, el histórico barón popular Juan Vicente Herrera pierde 10 parlamentarios pero podrá gobernar sin acuerdos con otras formaciones. El PSOE obtiene casi la mitad de los apoyos (un 22,9%), mientras Ciudadanos se sitúa como tercera fuerza (11,1%) seguida por Podemos, que apenas supera el 10%. 

En un escenario de elevada fragmentación, Castilla y León es la única comunidad en la que, según el estudio del CIS, el partido que ha gobernado en las últimas legislaturas tendrá vía libre para seguir en al frente del Ejecutivo regional y no se verá abocado a tejer pactos con otras formaciones.

Los pactos de Rudi

Luisa Fernanda Rudi vuelve a ganar en Aragón con un 29,7%, aunque lejos de la mayoría absoluta y perdiendo entre seis y siete parlamentarios respecto a las elecciones de 2011. El PSOE de Javier Lambán se quedaría a seis escaños del PP con el 22,4% de los apoyos, mientras que Podemos y Ciudadanos logran romper el mapa pero no consiguen desbancar el modelo bipartidista. La formación de Pablo Iglesias, que presenta a una de sus cabezas visibles, el exeurodiputado Pablo Echenique, se queda en el 11,5%, seguida del partido de Albert Rivera, que apenas supera el 7%. IU lograría tres escaños.

Este panorama obliga a Rudi a buscar el apoyo de Ciudadanos y del PAR, con el que tendría garantizada su permanencia en el Gobierno. En cambio, la suma de PSOE, Podemos, IU y la Chunta Aragonesista (Cha) no lograría la mayoría absoluta. El parlamento aragonés queda atomizado en siete partidos.

El PP pierde la mayoría absoluta en La Rioja

La entrada en el tablero de dos nuevas fuerzas, Podemos y Ciudadanos, rompe los esquemas del PP en La Rioja. Los populares, que tienen 20 escaños, pierden la mayoría absoluta y se desploman hasta los 15-16, según el sondeo del CIS. Una caída que obligará a Pedro Sanz a hacer malabarismos, pese a mantenerse como primer partido con una intención de voto de 38,7%, si quiere seguir al frente de un Ejecutivo en el que lleva desde que ganase las elecciones de 1995. PSOE, Ciudadanos y Podemos suman más parlamentarios que el PP. Los socialistas lograrán entre 8 y 9, con un apoyo del 22,3% de los votantes. Ciudadanos aparece como tercera fuerza con 5 diputados (13,1%); y Podemos irrumpe como cuarta con 4 (11,6%). El Partido Riojano (PR), que ostenta actualmente dos escaños, desaparece del Hemiciclo.

Coalición Canarias recupera el liderazgo en las islas

Coalición Canaria (CC) volverá a gobernar en la comunidad y, frente a lo ocurrido en las dos últimas elecciones, esta vez sí conseguirá colocarse como primera fuerza en la autonomía. Según el barómetro del CIS, Fernando Clavijo logrará 17 escaños, frente a los 15-16 del PSOE; y los 12-14 del PP. Un parlamento que, al igual que el resto del España, se fragmentará considerablemente: Podemos irrumpirá como cuarto partido con 10 diputados y Ciudadanos hará lo propio con 4-5. Sale del Hemiciclo Nueva Canarias (Nca), que pierde los tres representantes que ostenta actualmente.

La traslación de los resultados provinciales es el factor que otorga a CC el liderazgo de CC en el Parlamento regional. Porque el PP encabeza, en cambio, la encuesta en estimación de voto (20,8%); seguido del PSOE (20,4%); Coalición Canaria (18,9%); Podemos (15.8%) y Ciudadanos (10,7%). Todo ello, en una autonomía donde CC ha gobernado dos legislaturas consecutivas sin ganar las elecciones. En 2007, tras colocarse como segunda fuerza a nueve escaños del PSOE, consiguió el apoyo del PP para mantener el sillón de la Presidencia. En 2011 repitió pacto, aunque con el otro bando: los populares fueron la fuerza más votada, empatados a 21 parlamentarios con CC, que cerró un acuerdo con los socialistas para ceder el Ejecutivo a Paulino Rivero.

La gran coalición, única alternativa en Murcia al PP

La posibilidad de una alternancia en el Gobierno de Murcia solo existe si toda la oposición se alía en una gran coalición. En esta comunidad, el PP logrará 21-22 escaños —frente a su actual mayoría absoluta, con 33— y será la primera fuerza con el 41% de la intención de voto, según la encuesta del CIS. Pero su desplome abre las puertas a un pacto de PSOE, Podemos y Ciudadanos para arrebatarle la presidencia.

Los socialistas recabarán el 24,9% de los apoyos y sumará 11-12 diputados, manteniendo o incluso mejorando su resultado de 2011 cuando obtuvo 11. De hecho, la irrupción de nuevos partidos políticos no perjudica al principal partido de la oposición. Solo al PP. Ciudadanos y Podemos lograrán seis parlamentarios cada uno, con un respaldo del 13,8% y del 10,4%, respectivamente.

Cantabria: los pactos abren la puerta a la salida del PP

La irrupción de dos nuevas fuerzas en el parlamento autonómico y el desplome del PP abren las puertas en Cantabria a la salida del Gobierno de Ignacio Diego, actual presidente. Los populares pierden la mayoría absoluta y caen hasta los 13-14 escaños —en comparación con los 20 que ostentan actualmente—, aunque se mantienen como primera fuerza: con un 33% de estimación de voto. Según el CIS, el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) seguirá en segunda posición con 8-9 diputados, frente a los 12 parlamentarios que tiene actualmente, y recabará un 22% de apoyos. Además, gracias a la entrada de nuevas formaciones en el Hemiciclo, el PRC puede liderar una coalición que recupere la Presidencia, un cargo que ya ocupó Miguel Ángel Revilla entre 2003 y 2011.

El PSOE pierde un escaño y cae hasta los seis, pero se mantiene como tercera fuerza en la autonomía, con el 16,3% de los votos. Ciudadanos irrumpe como el cuarto partido de la región, con 4 parlamentarios (10,3%). Y Podemos cierra el Hemiciclo con tres sillones (9,5%).

Más información