Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No tenía ni idea de los cuatro millones en la cuenta”

La hermana de David Marjaliza, uno de los principales implicados en la trama Púnica, se desvinculó ante el juez de una cuenta millonaria y de las sociedades en las que figuró

Por los interrogatorios del juez Eloy Velasco a propósito de Púnica pasó también Ana María Marjaliza, la hermana de uno de los dos supuestos cabecillas de la trama —el empresario David Marjaliza, amigo personal del exconsejero de Madrid Francisco Granados—. En su declaración, en la que le está permitido mentir para no inculpar a su familiar, Ana María Marjaliza aseguró desconocer el número de empresas en las que figura, si a su hermano le tocó ocho veces la lotería entre 2002 y 2004 e incluso que ella misma figurase en una cuenta corriente donde se ingresaron cuatro millones de euros procedentes de la venta de obras de arte y joyas.

Tanto el magistrado de la Audiencia Nacional como las dos fiscales de anticorrupción, que indagan sobre un supuesto delito (entre otros) de blanqueo de dinero de David Marjaliza, insistieron varias veces para saber si ella misma conocía que su firma estaba autorizada en la cuenta corriente domiciliada en una sucursal de Ibercaja en la localidad madrileña de Valdemoro. Ana María Marjaliza aseguró que “por dejadez” su hermano se olvidó de darla de baja entre 2006 y 2011 como administradora en una promotora, titular de la cuenta bancaria. “No se me ocurre sacar dinero de una cuenta que no es mía”, alegó.

“¿Le consta un ingreso de cuatro millones en esa cuenta de la que usted era cotitular?”, le inquirió la fiscal. “No tenía ni idea”, respondió Ana María Marjaliza. Cuando el juez le preguntó en cuántas sociedades participa con su hermano, la testigo alegó: “Que yo recuerde, es posible que en ninguna”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información