Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez regulará una nueva financiación de sindicatos y patronal

El líder socialista promete bajar del 24% al 15% en cuatro años la contratación temporal

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, en la presentación de su propuesta para un nuevo Estatuto de los Trabajadores.
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, en la presentación de su propuesta para un nuevo Estatuto de los Trabajadores. EFE

Si la enseña de José Luis Rodríguez Zapatero en sus primeras horas de gobierno fue la retirada de las tropas de Irak la de Pedro Sánchez, si gana las próximas elecciones, será derogar la reforma laboral del PP y poner en pie un nuevo Estatuto de los Trabajadores. Así lo ha anunciado en el Senado ante su grupo parlamentario en el que ha denostado de arriba abajo toda la legislación laboral del gobierno de Mariano Rajoy al haber traído precariedad por la devaluación de la calidad de los puestos de trabajo y de los salarios.

Las líneas maestras de su proyecto, adelantadas por EL PAIS en sus ediciones del lunes y de este martes, se completan con el anuncio de una “ley de participación institucional que clarifique el papel de sindicatos y de empresarios, su financiación, así como su participación en un nuevo modelo de formación para trabajadores”.

El líder de los socialistas ha querido dejar claro que a la generación de socialistas que él pertenece le corresponde poner en marcha “la España de las oportunidades, que pasa por un nuevo modelo laboral en el que habrá tres modalidades de contrato de trabajo: indefinido, temporal y de relevo y formación. La bestia negra para los socialistas va a ser el combate contra “los falsos contratos temporales”. Así el compromiso de Sánchez va a ser que en cuatro años pasen del 24% al 15%. “Nadie se cree que los millones de contratos temporales que ahora se hacen sean reales sino que cubren tareas fijas estructurales”.

El “Estatuto de los Trabajadores para el siglo XXI” que Sánchez quiere poner en pie si gana las elecciones, será una carta de derechos en los que será imposible que los horarios de trabajo sean “cuando termine la jornada”, es decir, sin límite. La actual legislación laboral ha retrotraído "los niveles salariales de 1990. Hoy millones de trabajadores son pobres”, ha afirmado. La media de la mitad de los trabajadores españoles ganan 950 euros al mes. La devaluación de las condiciones laborales se deben también a la debilidad de los convenios. “Vamos a recuperar la fortaleza de la negociación colectiva para dotar de seguridad jurídica tanto a los empresarios como a los trabajadores”.

Más información