Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU denuncia a la Junta Electoral las “trabas”de los emigrantes para votar

1,8 millones de electores en el extranjero tienen derecho a voto en las elecciones del 24-M

El diputado de IU, Gaspar Llamazares, en el Congreso. Ampliar foto
El diputado de IU, Gaspar Llamazares, en el Congreso. EFE

Izquierda Unida ha presentado este martes una queja ante la Junta Electoral Central (JEC) ante las “trabas” que están encontrando para votar los emigrantes españoles con derecho a voto en los comicios del próximo 24 de mayo, un colectivo que asciende a 1,8 millones de electores, según el censo electoral de españoles residentes en el extranjero (CERA). “Constituyen la cuarta circunscripción del país, empatados con la Comunidad Valenciana", ha subrayado Gaspar Llamazares, el portavoz de Justicia de la coalición de izquierdas. El partido recoge en su escrito las quejas de los emigrantes españoles, como fallos en la página web del INE, atascos en los consulados o falta de información.

El candidato de IU a la comunidad de Madrid, Luis García Montero, ha vinculado estos problemas a que se trata de un colectivo especialmente golpeado, que “ha pagado la crisis en sus propias carnes” y cuyo voto “negativo” no interesa a los dos grandes partidos. En los últimos seis años de la crisis, más de 207.000 electores han pasado del censo de residentes en España al de residentes ausentes.

En el año 2011 una reforma de la ley electoral generalizó el llamado “voto rogado” para los españoles que residen permanentemente en el exterior, una modalidad de sufragio que obliga al potencial votante a "rogar" su derecho a voto en cada proceso electoral mediante “una compleja y dilatada carrera de obstáculos burocráticos”, incide el escrito de IU a la Junta Electoral Central. La reforma limitó además el voto de los residentes en el exterior a las elecciones autonómicas, impidiendo que voten en las municipales. Tras el cambio legal, entre las elecciones generales de 2008 y 2011 se produjo una caída de la participación de 30 puntos sobre la media, con una tasa de abstención de hasta el 95%. El voto de los residentes en el exterior no ha aumentado mucho con el tiempo: en las europeas de 25 de mayo de 2014, solo el 2% de los inscritos en el censo, 34.310 personas de las 1,7 millones censadas, ejercieron su derecho al voto.

Según el partido, son numerosos los españoles que denuncian las dificultades burocráticas

“Las dificultades creadas por la nueva normativa además de otros problemas produjeron situaciones lamentables, como que en Venezuela ninguno de los 157.000 inscritos en el CERA haya podido votar, o que solo se recibieran 507 votos de emigrantes canarios, lo que supone un 0,4% del censo, que asciende a 125.957 personas. En el País Vasco, de 60.206 inscritos, y de 3.846 solicitudes aprobadas, solo votaron 1.560 emigrantes. En Melilla solamente se recibieron 3 votos de casi 4.000 censados”, recoge el texto de la coalición de izquierdas.

Según el partido, “son numerosos los españoles residentes en el extranjero que denuncian las dificultades burocráticas que encuentran para solicitar la documentación electoral, tanto por vía telemática como por fax y, de este modo, poder ejercer su derecho de voto en las elecciones autonómicas del 24 de mayo de 2015”. Por ejemplo, muchos de los que intentan realizar el trámite preceptivo de solicitud de voto en la web oficial no lo consiguen porque el sistema les devuelve a la primera página sin haber podido finalizar la tramitación. Los faxes de los consulados “comunican constantemente”, añade Llamazares.

En su escrito, IU solicita a la JEC que tome todas las medidas que considere oportunas para garantizar el derecho a voto de los emigrantes y que, en especial, inste a la Administración General del Estado a actuar de forma urgente para que los españoles residentes en el exterior puedan pronunciarse en las urnas "con todas las garantías", y reclama que se amplíe el plazo para la solicitud del voto rogado, que termina el 25 de abril.

Más información