Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos fían a sus líderes el desempate en la pugna electoral

PP y PSOE apuestan por “la experiencia” y la “solvencia” de sus proyectos

Albert Rivera, líder de Ciudadanos. Ampliar foto
Albert Rivera, líder de Ciudadanos. Getty Images

Si se mantiene el empate técnico entre Podemos, PSOE, PP y Ciudadanos, que pelearían por la victoria en el estrecho margen de tres puntos si las elecciones generales fueran hoy —según la encuesta de Metroscopia para EL PAÍS—, habrá llegado la hora de que desempaten los líderes, según analizaron los partidos implicados.

“La experiencia es un grado”, describió Pablo Casado, portavoz de campaña del Partido Popular, sobre el pulso que mantendrán en los próximos meses Mariano Rajoy (PP, con una valoración de -48 entre los ciudadanos, según la encuesta), Pedro Sánchez (PSOE, -12), Pablo Iglesias (Podemos, -30), Albert Rivera (Ciudadanos, +18) o Alberto Garzón (IU, -12). “En un momento de dificultades como este, Rajoy aporta un valor, porque el piloto tiene horas de vuelo. Ese factor líder se combina con la marca del partido, que pensamos que tira mucho para arriba”, añadió. “Los otros candidatos son la inexperiencia. No han gestionado un euro de dinero público. Eso pesa. A la hora de pensar el voto, se tendrá en cuenta y será un elemento importante porque [en el PP] también se conjuga con la renovación del equipo”.

España vive un momento político sin precedentes, en el que no solo se juega la posibilidad del fin del bipartidismo, sino que también se compara a políticos de generaciones muy distintas. Rajoy, el candidato de más edad (60 años), experiencia y trayectoria en la gestión, se mide con Sánchez, de 43 años, Iglesias (36 años) y Rivera (35). El debate sobre la importancia de los cabezas de cartel para deshacer la igualdad ya está en los partidos.

El PSOE, por ejemplo, justifica su ligero ascenso por la renovación de líder, equipo y proyecto, con propuestas “solventes”- “La recuperación gradual del Partido Socialista empieza a asentarse y creemos que se consolidará”, señaló a EL PAÍS su secretario de organización, César Luena, al término de la Conferencia Municipal que el PSOE. En la misma hubo aclamaciones para casi todos los intervinientes: desde el candidato a la alcaldía pequeña o mediana hasta el expresidente del gobierno Felipe González y, al final, ovación cerrada para el secretario general, Pedro Sánchez. Este va consolidándose en su partido, según señalan distintos barones territoriales. ¿Cómo se mide esa consolidación? A esta pregunta responden que “se aprecia con claridad en la acogida que se le dispensa” al líder socialista. En esta campaña las peticiones para que acuda a apoyar a candidatos recorren toda España. El equipo de Sánchez recalca que en el debate del Estado de la Nación Sánchez resultó mejor valorado que el presidente del Gobierno, según la mayoría de las encuestas.

Ningún partido luchará más que Ciudadanos por hacer valer el factor diferencial del líder. “Nos sorprende la velocidad a la que estamos creciendo, pero tenemos condiciones para mantener la tendencia: el líder mejor valorado y ser el partido con más votantes de centro”, analizó José Manuel Villegas, diputado de Ciudadanos en Cataluña. “Eso, históricamente, ha sido condición sine qua non para ganar las elecciones en España. Son dos cosas que nos pueden permitir consolidar el crecimiento y que sea más firme que el de otros, como Podemos”.

“Es importante, qué duda cabe”, dijo Íñigo Errejón, número dos de Podemos, sobre el cara a cara entre líderes. “Los debates son importantes porque permiten a la ciudadanía contrastar proyectos”, añadió. “En mi opinión, el cambio que la sociedad española está demandando no es de caras, ni de lenguaje, aunque los partidos tradicionales hayan entendido que para competir deben parecerse menos a ellos mismos. El cambio es de recuperación de la soberanía popular”. IU y UPyD declinaron valorar la encuesta.

Más información