Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid, Cataluña y Galicia, las que tienen la sanidad más privatizada

El gasto sanitario privado aumenta, según la Federación en Defensa de la Sanidad Pública

Madrid, Cataluña, Galicia y Baleares son, por este orden, las comunidades autónomas con mayor grado de privatización de sus servicios sanitarios. Así lo concluye el segundo informe sobre privatización sanitaria de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP). El trabajo, publicado hoy, puntúa a las autonomías en función de distintos criterios. En esta segunda edición se mantiene el orden de las más privatizadas que se detectó el año pasado.

La FADSP ha analizado con los datos disponibles distintas variables como el gasto sanitario dedicado a la contratación con centros privados, la presencia de modelos de colaboración público-privada, el gasto en seguros privados per cápita y el porcentaje de camas y de equipamiento de alta tecnología que corresponde a hospitales privados.

Tras Madrid, Cataluña, Galicia y Baleares, comunidades con "elevado grado de privatización" según el informe, se sitúan Canarias, País Vasco, Aragón, Comunidad Valenciana, Cantabria, Navarra y La Rioja, con un grado de privatización "intermedio". Las que tienen un bajo grado de privatización son Extremadura, Castilla-La Mancha, Asturias y Andalucía.

El informe destaca que el gasto sanitario privado se ha incrementado en un 7,3% en el último año, algo que la federación atribuye "fundamentalmente" a los copagos y a los recortes en la sanidad pública. Los presupuestos sanitarios de las comunidades autónomas cayeron un 13,6% entre 2009 y 2013, 10.000 millones de euros en cifras absolutas, tal y como adelantó EL PAÍS.

La FADSP critica en su informe la "ausencia de transparencia" de las comunidades, que ha impedido hacer un estudio más detallado porque "dificulta enormemente el encontrar datos homogéneos para todas las comunidades". Añade que en muchos casos hay contratación directa con el sector privado que no aparece contabilizada y diferenciada en los presupuestos, lo que hace "complicado" obtener datos concretos de las administraciones sanitarias.

Cataluña es la comunidad que destina más recursos a la partida de conciertos, con 2.386 millones de euros, lo que supone el 25% del gasto en salud de la comunidad, según el informe Sanidad privada, aportando valor, publicado recientemente por la patronal Idis. Le sigue Madrid, que destina 834 millones, el 10,8% de su presupuesto, a conciertos.