Díez nombra un ‘número dos’ para aplacar a sus críticos

El consejo político del sábado será clave para la formación

Rosa Díez y Andrés Herzog, el lunes.
Rosa Díez y Andrés Herzog, el lunes.Claudio Alvarez (EL PAÍS)

UPyD, que está experimentando la crisis más grave de su historia, anunció el nombramiento de Andrés Herzog como portavoz adjunto de la formación, hasta ahora dirigida en solitario por Rosa Díez, y la convocatoria el sábado de un consejo político extraordinario en el que se votará la estrategia del partido en las elecciones municipales y autonómicas de mayo. En consecuencia, este fin de semana se decidirá el futuro político de Díez y si UPyD vuelve a intentar unirse a Ciudadanos o mantiene su autonomía.

“El nombramiento tiene un valor simbólico, porque demuestra que UPyD no está cerrado a la renovación y porque he representado, en el caso Bankia, la lucha del partido contra la corrupción política”, explicó por teléfono Herzog, el abogado del partido. Según constató este periódico, su ascenso a portavoz adjunto, que es un puesto de nueva creación, fue interpretado desde dentro de UPyD como una cesión de Díez a quienes la acusan de autoritarismo y le piden una regeneración interna, entre ellos los diputados Irene Lozano y Álvaro Anchuelo, que dimitieron el lunes del consejo político como protesta por los malos resultados electorales en Andalucía (el partido no entró en el Parlamento ni llegó al 2% de los votos). Con su nombramiento, según fuentes del partido, Herzog ha quedado señalado como heredero de Díez. Su llegada, sin embargo, no cambia nada desde la perspectiva de quienes exigen a la dirección la regeneración para afrontar la crisis. Herzog siempre ha formado parte del núcleo duro de la portavoz, como reflejaron ayer sus palabras.

UPyD se parte en tres: continuidad, regeneración y fusión con C’s

“El sábado buscaremos el respaldo del Consejo a la propuesta de que somos más necesarios que nunca y a que eso es contradictorio con diluirnos o incorporarnos a otros partidos con proyectos opuestos al nuestro”, argumentó Herzog en referencia a Ciudadanos. “Además, propondremos celebrar una conferencia política tras las elecciones de mayo para analizar el proyecto. Hacer otra cosa ahora sería un desastre contraproducente”, cerró sobre las peticiones de que Rosa Díez dimita.

Sin embargo, los 150 afiliados llamados a participar en el consejo político pueden proponer los temas que quieran, e incluso plantear una moción de censura si consiguen el 5% de apoyos necesarios entre los militantes. Aunque Díez acude al consejo con la aspiración de que sirva para suturar las heridas abiertas en la organización por el fracaso electoral, según confirmó ayer este periódico, grupos de la máxima importancia en UPyD ya han comenzado el acercamiento a Ciudadanos, que logró nueve diputados en Andalucía. El núcleo que apoya a Díez acusa a la formación de Albert Rivera de pilotar con sigilo una operación de absorción paulatina de los cargos y militantes de UPyD. Cualquier atisbo de disciplina interna ha estallado como consecuencia del pulso entre los que quieren mantener la autonomía de la formación, los que se enfrentan a la dirección —entre ellos los diputados Lozano, Anchuelo y Toni Cantó— y los que favorecen la fusión con la formación de origen catalán. En toda España, los cargos públicos ya critican sin tapujos a la dirección.

“Unión Progreso y Democracia no es solo Rosa Díez, es un proyecto de personas comprometidas, son sus afiliados y simpatizantes”, declararon Ana Rosa Pedriza, Marta Muñoz y Asunción Escobar, las tres concejales de la formación en Ávila, que pidieron la dimisión de la portavoz y del consejo de dirección para regenerar el partido. “Las bases del partido merecen ser escuchadas”, añadieron. César Toquero, candidato a la alcaldía de Valladolid, coincidió en pedir que Díez abandonara el cargo pese a que “es y debe seguir siendo un gran activo del partido”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Así, el consejo político marca este fin de semana un punto de inflexión en la crisis de UPyD: Díez, que ha expresado su voluntad de continuar y ha admitido la necesidad de cambios, se enfrenta a sus críticos en una jornada clave que marcará para siempre la historia del partido.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS