El éxito electoral en Andalucía también da fondos a Ciudadanos

La formación gana músculo económico para su expansión

Juan Marín y Albert Rivera celebran los nueve diputados de Ciudadanos.
Juan Marín y Albert Rivera celebran los nueve diputados de Ciudadanos. RAÚL CARO (EFE)

Los nueve diputados que Ciudadanos logró el domingo en Andalucía le reportarán alrededor de 90.000 euros mensuales en subvenciones, según cálculos de la formación, que no son definitivos porque dependen del presupuesto final del Parlamento andaluz. Carlos Cuadrado, secretario de finanzas del partido, augura que el éxito electoral supondrá “un trampolín” en el plan de expansión nacional que la formación de origen catalán acomete desde enero.

Propuestas de I+D

J. J. M.

Tras fichar a Diego Comin, de la Universidad estadounidense de Dartmouth, Albert Rivera, Manuel Conthe y Luis Garicano presentarán próximamente sus propuestas para la pequeña y mediana empresa, así como de investigación y desarrollo. Propondrán incentivos para que los centros de investigación se centren en proveer de servicios a las empresas, apostando por la investigación aplicada. Siguiendo la experiencia de Comín en Malasia, también apostarán por una red de colaboración público-privada para la innovación y la transferencia de tecnología.

El partido de Albert Rivera afronta las elecciones autonómicas y municipales de mayo sabiendo que en función de los resultados obtendrá las subvenciones que le ayuden a asentar su proyecto y una estructura que aún es muy precaria. En este momento solo tres personas cobran del partido en toda España, y la principal fuente de ingresos son las cuotas de sus afiliados, con las que suman menos de 180.000 euros mensuales. Al contrario que Podemos, Ciudadanos no ha recurrido al crowdfunding (financiación popular). Se ha financiado con créditos, donaciones y bonos de particulares vinculados a resultados electorales.

“Sabemos que estas elecciones son un trampolín para nosotros en todos los aspectos”, explicó Cuadrado. “Ahora mismo tenemos pocas donaciones, nunca son mayores de 3.000 o 4.000 euros. Nos financiamos básicamente con bonos retornables vinculados a la campaña”, continuó. “La gente nos deja el dinero con la condición de que se lo devolvamos en el plazo de 90 días si hay un resultado electoral positivo. En las últimas elecciones europeas, así recaudamos unos 40.000 euros”, añadió. “Si no conseguimos resultados, es una donación a fondo perdido, no lo devolvemos. No es un negocio. No hay intereses. Es una forma de autofinanciarnos. La gente sabe que es una forma de ayudarnos para tener una caja para gastarla en ese mes que hay entre precampaña y campaña”.

El partido se ha financiado con créditos y bonos de particulares

A Rivera le gusta definir a Ciudadanos como “un partido del siglo XXI”. Esa idea encierra, entre otras cosas, una estructura liviana, con muy pocas sedes, poco personal y muchos voluntarios que transmiten su mensaje por las redes sociales. El plan de expansión nacional, sin embargo, obliga a Ciudadanos a encontrar recursos con los que competir con los grandes partidos. La formación no pudo gastar más de 200.000 euros en la campaña electoral andaluza, tuvo que pedir un crédito de 150.000 euros y, al mismo tiempo, organizó cursos de formación para explicar la ley de financiación a sus tesoreros y coordinadores en Andalucía, a los que incluso tuvo que contar que no merecía la pena organizar loterías para financiarse.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Hemos explicado nuestra experiencia en Cataluña y recalcado que la transparencia es lo más importante”, contó Cuadrado, cuyo partido ya ha recuperado la inversión en la campaña andaluza gracias a la subvención vinculada a cada escaño (22.299 euros) y voto (80 céntimos). “Intentamos relajarles, que no vayan a la guerra en busca de donaciones. Es un cambio de filosofía. Nos hemos acostumbrado a trabajar con pocos recursos”, añadió. “Les explicamos que no pueden coger dinero en metálico, que todo tiene que estar justificado, con factura, y que no aceptamos donaciones en especie sin emitir un recibo”.

Sobre la firma

J. J. MATEO

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS