Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos, decisivo en Andalucía

"No vamos a estar en el Gobierno andaluz porque no hemos ganado", avisa Rivera después de que su formación logre nueve diputados

Ciudadanos: Juan Marín Ampliar foto
Juan Marín se abraza a una simpatizante en Sanlúcar (Cádiz). EFE

Ciudadanos ha entrado por primera vez en el Parlamento andaluz, con 9 diputados y un 9% de los votos. Las matemáticas no engañan: la candidatura encabezada por Juan Marín, que ha peleado hasta el último segundo por el décimo escaño en Cádiz, se ha convertido en la llave de la gobernabilidad de la Comunidad más grande de España, un granero electoral que marca tendencia en todo el país.

Susana Díaz, que ha ganado las elecciones con el PSOE y ya anunció su negativa a pactar con Podemos, tendrá que negociar con la formación presidida por Albert Rivera si no quiere afrontar en minoría el gobierno de Andalucía. El dirigente catalán le ha lanzado un aviso tan explícito en su contenido como en sus silencios: “Ciudadanos no va a estar en el Gobierno andaluz porque no ha ganado”, ha dicho, sin aclarar si está dispuesto a llegar a acuerdos para apoyar la investidura o los presupuestos desde la oposición. El resultado, además, dejó otra lectura de largo recorrido, según el presidente del partido: “El bipartidismo ha muerto”.

"Hay proyecto nacional, hemos sido la sorpresa", ha celebrado Rivera, desplazado a Sevilla para apoyar a Marín. "Los andaluces han dicho que quieren un cambio, pero un cambio sensato. Habrá gente que no quiere verlo, que dirá que nada ha cambiado, pero el bipartidismo ha muerto", ha dicho. "Hay que saber gestionar los cambios y la diferencia entre Ciudadanos y otros cambios es que para nosotros PP, PSOE, Podemos... no son el enemigo, para nosotros el enemigo es el paro, la corrupción...", ha seguido. "Nada acaba hoy. Me siento orgulloso de ser presidente de un proyecto para España. Aquí está la tercera vía".

Un equipo de EL PAÍS TV recorre las provincias andaluzas para reflejar ocho escenarios de la comunidad que vota el 22-M
ESPECIAL  Un equipo de EL PAÍS TV recorre las provincias andaluzas para reflejar ocho escenarios de la comunidad que vota el 22-M

"Es una noche histórica para Andalucía", ha dicho Marín, que ha logrado con el apoyo del aparato del partido que la formación pase de cosechar 46.000 votos (elecciones europeas de 2014) a casi 400.000. "Hemos sido la sorpresa. Los andaluces han dicho que quieren un cambio, pero un cambio sensato".

Ciudadanos planeó una campaña centrada en lograr dos escaños, por Málaga y Sevilla. La previsión de la formación era pelear voto a voto con UPyD para iniciar su despegue nacional. Las encuestas, sin embargo, dispararon las expectativas. De la guerra de guerrillas, entró en la guerra con mayúsculas. El grupo reconsideró sus metas. Al cierre de campaña, fuentes de la directiva situaron en la formación de un grupo propio la frontera entre las metas cumplidas y el éxito rotundo. La candidatura de Juan Marín incluso soñó con llegar a los 12 representantes. No fue así. Se quedó en nueve. Un muy buen resultado para una formación que hasta ahora no tenía representación más que en Cataluña, pero alejado del techo que habían alentado las encuestas.

Su aparición fulgurante ha tenido dos víctimas. Ciudadanos creció a partir del descontento de los votantes del PP y nutriéndose de los de UPyD. La formación que preside Rosa Díaz se quedó al borde de entrar en el Parlamento en 2012. Entonces obtuvo más del 3% de los votos. Ahora ha sufrido para acercarse al 2%.

Más información