Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy alerta sobre los “adanes, tertulianos, zascandiles y ‘amateurs”

Hace campaña en Valencia tras pedir el PP una movilización hasta el final

Rajoy, franqueado por Barberá y Fabra, durante el acto en Valencia. Ampliar foto
Rajoy, franqueado por Barberá y Fabra, durante el acto en Valencia.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acudido este sábado a Valencia para ofrecer un mitin completo y propio de campaña electoral en plena jornada de reflexión de las elecciones andaluzas, que se deciden con el voto mañana domingo. El presidente del PP apenas ha hablado del programa marco del partido para las municipales del 24 de mayo, la disculpa oficial para justificar ahora la organización del acto, y sí se ha ofrecido a él mismo y a sus candidatos como los únicos “a disposición de los españoles” para consolidar en el futuro la creación de empleo frente a todos los demás, a los que ha descalificado como “zascandiles, amateurs, comentaristas o tertulianos”.

La clausura de la convención del PP para la presentación del programa marco para las elecciones municipales ha concitado, por la mañana en Valencia, todos los parámetros habituales de un mitin partidista de campaña. Solo ha variado el nombre de la candidata, en este caso la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, frente al cabeza de lista andaluz, Juan Manuel Moreno. Hasta el canal 24 horas de RTVE se ha sumado al evento y lo ha retransmitido íntegro en directo, como luego ha hecho con otro del líder del PSOE, Pedro Sánchez.

Rajoy, además, ha repetido al milímetro los mismos mensajes, juegos dialécticos y hasta muy parecidas pullas que ha dispensado en la media docena de actos en los que se ha multiplicado durante la campaña andaluza. Primero ha reivindicado lo mucho, complicado y difícil que ha sido todo desde que tomó las riendas de un país en la ruina y al borde de la quiebra en 2012 para a continuación pasar a la conclusión: no se puede poner ahora en peligro esa recuperación que ya se nota y que aún irá a mejor si sigue gobernando el PP en toda España, en todas sus comunidades y en todos los ayuntamientos posibles.

El presidente popular ha cuestionado ahí, además, que para lograr el éxito de la recuperación económica y la creación de empleo solo ha contado con el PP y los españoles más serios, frente a otros “que en momentos de extrema dificultad deberían haber mostrado más patriotismo”. En esa alusión ha metido, sin citarlos, a los dirigentes socialistas e implícitamente al anterior presidente, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, al que se ha dirigido como “algunos que van dando lecciones por ahí”. Pero también ha vuelto a increpar a los dirigentes de los nuevos partidos emergentes, como Podemos o Ciudadanos, a los que tanto temor están manifestando en esta campaña en el PP, y a los que el presidente ha tildado este sábado en Valencia como “adanes y amateurs que florecen por doquier”.

Frente a todas esas opciones, que en el PP etiquetan como “aventuras y experimentos”, Rajoy ha ensalzado la “seriedad y el coraje” de los candidatos de su partido, “que saben de lo qué hablan”. El líder popular ha insistido en la necesidad de votar a los candidatos del PP “ahora que las cosas van a ir mejor, con más gente trabajando, y con más recursos en el Estado y las Administraciones”.

Hacemos frente a Pudimos o Podemos

J. C.

  • El Programa marco del PP para las municipales contiene 196 medidas muy genéricas y una filosofía: “Hacemos frente a Pudimos o Podemos”.
  • El responsable ha sido el secretario de Política Local, Manuel Cobo, y el lema: “Aún queda mucho por hacer”.
  • El PP destaca dos medidas de todas las aprobadas: que la reforma de la financiación local se haga al mismo tiempo que la autonómica para desarrollar la filosofía de “una administración, una competencia” y que en toda España sean alcaldes los cabeza de lista de la candidatura más votada.
  • El manifiesto proclama que todos los representantes del PP en los Ayuntamientos estarán sujetos a las normas de buen gobierno, honorabilidad y transparencia, gobiernen o no, y que deberán rendir cuentas con declaraciones de actividades, bienes y derechos antes y después de sus mandatos.

Rajoy ha engarzado todas esas ideas con el argumentario oficial en el que incide todos los días y que tiene que ver con su promesa de crear 500.000 empleos este año 2015 y la misma cantidad en cada año de la próxima legislatura para poder llegar a la meta de los 20 millones de puestos de trabajo en todo el país al final de su teórico segundo mandato. “Ha pasado lo peor y esa batalla hay que darla y no perderla”, ha concluido.

El presidente del Gobierno ha recuperado ahí de nuevo el escenario dramático que España estuvo a punto de vivir en 2012, al borde del rescate y de tener que bajar un 20% las pensiones como hicieron otros países europeos, para cuestionar a los que entonces exigían ese rescate “y me decían que no me enteraba y que España no podría salir sola”. No menciona sus nombres pero el presidente alude así, también, a economistas como Luis Garicano, ahora uno de los expertos asesores del programa económico de Ciudadanos, que es el partido que más daño electoral puede hacer al PP en Andalucía este domingo y luego en el resto de España. “¿Dónde están esos que daban entonces lecciones?, pues siguen ahí dando lecciones, sin humildad, sin admitir que se equivocaron”, ha enfatizado.

Rajoy ha vuelto a la misma estrategia de ataque: “Gobernar no es fácil, participar en tertulias sí, gobernar requiere decidir, conocer bien las cosas, estudiar, tener experiencia, aguante, hacer las cosas bien con el mínimo daño posible. No como amateurs o comentaristas. Nosotros mantuvimos todos los pilares del Estado del Bienestar en plena crisis descomunal”. El líder del PP ha rememorado al final la época en la que su partido y él fueron una “máquina de perder” elecciones sin parar para valorar su capacidad de resistencia, de aguantar en los malos tiempos desde abajo, “porque somos un proyecto político, no de una sola persona, no somos perfectos, porque perfectos son los demás, pero el PP está aquí, a disposición de los españoles, no de los zascandiles”.

Más información