Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Mato, abucheada tras recoger el auto del ‘caso Gürtel’ en la Audiencia

La exministra ha sido increpada por un grupo de preferentistas de Bankia

Ana Mato saliendo de la Audiencia Nacional.

La exministra de Sanidad Ana Mato ha acudido este viernes a la Audiencia Nacional a recoger el auto de apertura de juicio oral por el caso Gürtel en el que será procesada como partícipe a título lucrativo y por el que tendrá que responder con una fianza de 28.467 euros por responsabilidad civil.

Mato, ahora diputada rasa, ha accedido al edificio a las 9.35 parapetada tras su abogado y ha salido 15 minutos después. Los preferentistas de Bankia, que han acudido a seguir los interrogatorios de las 'tarjetas black' de Caja Madrid, la han increpado desde la esquina de la calle Prim con Conde de Xiquena. Los gritos que se han escuchado han sido "ladrones", "chorizos" y "vas a caer".

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz cerró el 26 de noviembre de 2014 la investigación de la primera parte del caso Gürtel con una resolución que sacudió de nuevo los cimientos del PP. El magistrado propuso que la entonces ministra de Sanidad, Ana Mato, fuera juzgada por la trama de corrupción en calidad de “partícipe a título lucrativo”. Mato dimitió horas después.

Ruz entiende que Mato y sus hijos disfrutaron de viajes y regalos por valor de al menos 36.688 euros que la red pagó a su exmarido y exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid), Jesús Sepúlveda, a cambio de contratos públicos entre los años 2000 y 2005. Sepúlveda recibió de la organización liderada por Francisco Correa como mínimo 732.640 euros —tanto en metálico, como en viajes, regalos y vehículos— por sus adjudicaciones irregulares.

Su exmarido, Jesús Sepúlveda, también sufrió ayer el acoso de este mismo grupo de preferentistas cuando, al igual que hoy Mato, acudió personalmente a recoger el auto de apertura de juicio oral por hechos por los que el fiscal pide para él 15 años y 4 meses de cárcel. A gritos de chorizo, ladrón y cerdo, los preferentistas le persiguieron andando a lo largo de la calle Almirante hasta que Sepúlveda y sus acompañantes se subieron a su coche, donde le siguieron increpando.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información