El Supremo archiva la demanda de paternidad contra Juan Carlos I

Los jueces rectifican y admiten el recurso del Rey contra la petición de Ingrid Sartiau

Ingrid Sartiau y Albert Solá, en una foto de archivo. Ambos dicen ser hijos de don Juan Carlos.(atlas)

El Tribunal Supremo no investigará finalmente la demanda de paternidad contra Juan Carlos I presentada por la ciudadana belga Ingrid Sartiau, que aseguraba ser hija del Rey. La Sala de lo Civil dio este miércoles marcha atrás y decidió —por siete votos a tres— archivar la demanda que había admitido a trámite el 15 de enero. Tras estudiar el recurso presentado por los abogados de don Juan Carlos, los jueces consideran que los argumentos y la documentación que aportó Sartiau no contienen el principio de prueba mínimo que la ley exige para admitir a trámite las demandas de paternidad.

Hace apenas dos meses, cuando la misma sala decidió por un solo voto de diferencia admitir la demanda, los magistrados consideraron que las pruebas aportadas por Sartiau bastaban para que el tribunal investigara los hechos. Para decidir seguir adelante, el tribunal aceptó como prueba un acta notarial en la que la madre de Sartiau explica las circunstancias de su supuesto encuentro sexual con don Juan Carlos, en diciembre de 1965. Además, la Sala de lo Civil del Supremo tuvo en cuenta los contactos que Sartiau afirma haber mantenido con un primo de don Juan Carlos, José Guijarro Romanov de Colonard Borbón, y con otro hombre, llamado Felipe, que según ella es también hijo del monarca (aunque este no ha presentado demanda).

Más información

Tanto el Rey como la ciudadana belga recurrieron aquella decisión del Supremo. El primero porque, según el escrito de su defensa, la demanda de Sartiau tenía contradicciones e inconcreciones. La segunda porque el tribunal no respondió a su petición para que el Rey se sometiera a una prueba de ADN. El fiscal, que siempre se opuso a la admisión de la demanda, también recurrió al considerar que la petición de la mujer no contenía el principio de prueba. Al Supremo le han convencido finalmente los argumentos de la fiscalía y del anterior jefe de Estado, cuyos abogados acompañaron el recurso de documentación que, supuestamente, rebatía las pruebas de Sartiau.

La decisión de archivar el caso se adoptó ayer por siete votos a tres. Alguno de los magistrados que se mostró en contra de aceptar el recurso del Rey anunció que presentará un voto particular. Entre ellos, el que había sido hasta ahora ponente del caso, José Ramón Ferrándiz, por lo que el presidente de la sala tuvo que encargar la ponencia al siguiente magistrado en antigüedad, José Antonio Seijas.

Antes de archivar el caso de Sartiau, el Supremo había negado ya la admisión a trámite de la demanda presentada por Albert Solá, un hombre nacido en Barcelona en 1956 y que también decía ser hijo de Juan Carlos I. Solá ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional y este ha pedido al Supremo que le remita el expediente del caso, informa Europa Press.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50