_
_
_
_

“No me parecen bien las prisas”

Aguirre habló por teléfono con Cospedal y con Rajoy para desenredar el entuerto

Javier Casqueiro

 A las tres de la tarde del viernes, sonó el móvil de Esperanza Aguirre. Era María Dolores de Cospedal. Así fue la conversación, que ha podido reconstruir EL PAÍS:

Cospedal. Eres candidata si dejas la presidencia del PP de Madrid.

Aguirre. ¿Cómo? ¿Qué dices? Lo lógico es que el presidente de la Comunidad sea el presidente del partido.

C. No pensamos eso.

A. Me lo tengo que pensar. No veo cómo lo explico yo luego.

18.20. Aguirre recoge a sus nietos en el colegio, van a una heladería y mensajea a Cospedal, que le devuelve la llamada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Aguirre. Lo he pensado bien y que no lo veo. Si no confiáis en mí para presidenta del partido, no es sensato que yo sea la candidata a la alcaldía.

Cospedal. Vale, pero yo tengo que hacer alguna consulta.

Pasan cinco minutos y llama el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Ambos charlan bastante tiempo sobre el tándem ganador, repite las condiciones y le espeta:

Rajoy. ¿Pero tu sueño no era ser alcaldesa de Madrid?

Aguirre. Ya, pero no me parecen bien las prisas. Nunca un alcalde ha sido también presidente. Cuando llegue el momento y toque el congreso me retiraré.

Sobre la firma

Javier Casqueiro
Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_