Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tania Sánchez ultima con Podemos una fórmula de candidatura popular

El partido busca una lista de consenso y plural para las autonómicas en Madrid

La decisión formal debe tomarse hoy, pero anoche Tania Sánchez seguía explorando con Podemos su entrada en las listas de esta formación para las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid. Todos los escenarios estaban abiertos. En cualquier caso, la exaspirante de IU también estudiaba la presentación de una candidatura conjunta con Miguel Urbán, un representante del sector crítico que esta semana, tras reunirse con Pablo Iglesias en Bruselas, invitó a Sánchez a participar en las primarias del partido.

La posibilidad que exploran la impulsora de la plataforma Convocatoria por Madrid —en la que también figura Equo— y el nuevo eurodiputado de Podemos, según fuentes próximas a ambos, pretende llegar a una fórmula de “unidad popular” que apele al espíritu fundacional de Podemos, pese a que el Consejo Ciudadano regional aprobó presentarse con marca propia a los comicios, prescindiendo de pactos preelectorales, de acuerdo con los estatutos aprobados por los simpatizantes en la asamblea de Vistalegre. 

La decisión no está cerrada, pero esa fórmula permitiría a Sánchez entrar en la candidatura en calidad de candidata independiente, puesto que las listas son abiertas, pero ese plan choca con la rotundidad con la que afirmó en el pasado reciente que no se integraría en Podemos. “La respuesta es no, punto. No vamos a entrar en Podemos, punto”, enfatizó hace un mes, en su primera comparecencia pública tras romper con la federación de izquierdas por sus desavenencias con la dirección regional.

Mientras tanto, la dirección del partido de Iglesias asegura que mantiene la oferta para que entre en una lista plural y de consenso. Los plazos apremian y los cabezas de lista deben figurar en el registro de la formación antes de esta medianoche, y ayer todos seguían buscando un acuerdo entre las distintas sensibilidades internas para evitar tensiones en plena precampaña.

La entrada de Sánchez cuenta con el apoyo del secretario general de Podemos, mientras que la decisión de Urbán tendría un efecto arrastre del llamado sector crítico. A pesar de eso, esa candidatura también despierta recelos en el partido y puede dar pie a la presentación in extremis de listas alternativas. Fuentes de la negociación aseguraban anoche que todas las posibilidades seguían abiertas.