Ángel Gabilondo: “Hay que afrontar la fiscalidad de Madrid sin alarma”

El candidato socialista a la comunidad dice que la sanidad y la salud son sus prioridades

El exministro de Cultura y actual candidato del PSM a gobernar la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo.
El exministro de Cultura y actual candidato del PSM a gobernar la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo.Alejandro Ruesga

"No fue un arrebato mío". Así ha explicado el exministro de Cultura Ángel Gabilondo su decisión de presentarse como cabeza de lista del PSM en las próximas elecciones, este lunes en los micrófonos de la SER. "Otros te llaman y uno tiene sus convicciones y conciencia de la situación difícil que estamos viviendo. No puedes decir que no o que estás ocupado, hay que estar a la altura del desafío", ha dicho. Gabilondo, que ha abogado por reformar la fiscalidad madrileña para garantizar los ingresos con los que financiar los servicios públicos, también ha lanzado una advertencia a este respecto: "Tengo un peligro y es que tiendo a hacer lo que digo. Así que tengo mucho cuidado con lo que digo".

A pesar de que todavía no está "en la fase de hacer un programa electoral en directo", el candidato socialista ha asegurado que la educación y la salud "son absolutas prioridades" a la hora de legislar en la Comunidad. "Si la sanidad y la educación en Madrid no son los pilares de la nueva política, esta será vacía", ha sentenciado. Para mejorarlas, ha dicho, "hay que afrontar la fiscalidad de Madrid sin producir alarma", ya que es necesario crear conciencia de que no se puede evitar la recaudación pública para tener los ingresos suficientes. "Creo en las políticas públicas justas desde el deber cívico. Hay que dar cuenta pública de la recaudación, no hacer caja. Con serenidad, hay que estudiar el sistema fiscal de Madrid".

Más información
Gabilondo pide políticos volcados en la ciudadanía y no en guerras internas
El intelectual y la política
El PSOE se reivindica como izquierda en la presentación de Gabilondo
Ángel Gabilondo ya es el candidato
Se metió en la boca del lobo
“La política no es algo exótico, forma parte de mi idea sobre la vida”
Ángel Gabilondo: “Mi proyecto nace con voluntad de mayorías”
El salto del Ángel

En cuanto a su idea de mejorar el sistema educativo, Ángel Gabilondo ha dicho que "es determinante garantizar la educación pública de calidad y a partir de ahí construir modelo que garantice la universalización y que no deje a nadie desvalido en nombre de la excelencia". Y ha añadido: "Defiendo la excelencia desde la equidad". Lo mismo le ha valido para referirse a la sanidad, donde ha afirmado que buscará "un modelo de salud social, sostenible, pero no sólo económicamente, sino también social, política y ambientalmente. Hay que poner la sanidad en Madrid como un factor clave para el bienestar social".

Ante la pregunta de si seguiría al frente del PSM en la oposición en caso de perder las elecciones, el exministro del Gobierno de Zapatero ha dicho que, si tal es el caso, seguirá trabajando "por Madrid". "No tengo miedo a perder ni miedo a ganar. Si no gano, mucho gusto: no digo que me sentaré en la Asamblea, pero mi palabra pública es que trabajaré desde la Asamblea por Madrid". Al ponerse en situación de gobernar la Comunidad, ha asegurado que con los únicos que pactará serán "los ciudadanos", aunque ha agregado: "No pactaría en ningún caso con quien tenga una idea depredadora, neoliberal de la sociedad y no defienda las instituciones públicas".

"¿Es usted el nuevo PSOE?", le ha preguntado Pepa Bueno. A lo que Gabilondo, que ha asegurado que no se afiliará al partido, ha contestado: "No creo que yo sea individualmente ninguna salvación ni panacea ni milagro. Los apellidos al PSOE se los pondrá cada uno. Un proyecto de un partido con la s de socialista en su nombre tiene que estar vinculado con la sociedad y con un proyecto de mayorías. Si se le cae la s del nombre, se le va a caer todo".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS