Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Temblaba toda la casa y los perros no paraban de ladrar”

En Ossa del Montiel (Albacete), epicentro del terremoto, no se han producido daños

Ossa de Montiel, tras el terremoto.
Ossa de Montiel, tras el terremoto.

En Ossa de Montiel (provincia de Albacete, 2.530 habitantes), epicentro del terremoto de magnitud de 5,2 que ha sacudido esta tarde el centro de España, los vecinos han salido rápido de sus casas nada más sentir el temblor. "Vibraba toda la casa, temblaban todos los vasos y platos, las lámparas, y los perros no paraban de ladrar", explica Rafael Mora, de 55 años, vecino y juez de paz del municipio. Los habitantes del pueblo, a 85 kilómetros de Albacete, destacan el "fuerte estruendo" que han escuchado durante el seísmo, que les ha dejado el susto en el cuerpo. La alcaldesa de Ossa de Montiel, Luisa Clemot, ha confirmado a EL PAÍS que no se han producido daños personales ni materiales. "Acabo de recorrer todo el término municipal palmo a palmo y nada, ni una sola grieta", indica.

Rafael Mora, el juez de paz, estaba solo en casa con su perra cuando, sobre las cinco y cuarto de la tarde, ha sentido que todo se movía. "Ha durado como 15 o 20 segundos, en seguida me he asomado a la ventana y he visto a los vecinos salir a la calle", relata por teléfono. Rafael se ha dado una vuelta por el pueblo y no ha visto desperfectos. "Ni una teja caída", apunta. También Fermín Rodríguez, 50 años, operario de los servicios públicos del municipio, ha constatado tras pedírselo la alcaldesa que no se han producido daños. Como el resto de vecinos, Fermín no se ha librado del temor. "Mi mujer y yo estábamos en casa y nos hemos quedado petrificados", comenta.

La enfermera Tita Gallardo Sancha, de 54 años, explica que tampoco se han producido heridos. "Nos hemos dado un susto enorme, pero al hacer la ronda por el pueblo el médico y yo no hemos encontrado nadie a quien atender", relata.

La alcaldesa del pueblo relata en conversación telefónica que el terremoto, como cuentan los vecinos, se ha sentido "con muchísima intensidad y con muchísimo ruido", y que les ha pillado en la sobremesa, a la mayoría en sus casas. El seísmo, sin embargo, no ha provocado desalojos en los centros educativos o sanitarios. "No parece necesario revisar los edificios", apunta Luisa Clemot. La regidora añade que van a estar vigilantes pero que no hay previstas medidas especiales de momento.

Mercedes Avilés, auxiliar de la farmacia Méndez Moñino del pueblo, de 51 años, explica que "el ruido ha sido muy grande, como un petardazo". Ella también ha optado por salir a la calle. En el local no se les ha caído nada, aunque los vecinos de algunas de las casas de la zona sí le han comentado que algún que otro cuadro se ha descolgado por el temblor.

Matilde Sevilla, vecina de Ossa de Montiel y voluntaria del grupo de Protección Civil de este municipio de Albacete, destaca el “grandísimo estruendo”, como el de “un avión cuando rompe la barrera del sonido”, y el temblor. Sostiene que en las viviendas ha habido fundamentalmente caídas de lámparas y armarios, pero no “daños para movilizar al grupo de Protección Civil” del que ella forma parte, informa Manuel Planelles. Otros compañeros de Protección Civil de la provincia se han puesto en contacto con los de Ossa de Montiel, pero, de momento, no se ha necesitado de ayuda. En ese sentido, la Guardia Civil de Tomelloso, a 20 kilómetros de Ossa de Montiel, no tiene notificada ninguna incidencia a esta hora, según han informado fuentes del Instituto Armado a EL PAÍS, informa Ruth de las Heras.

Los vecinos han pasado miedo, sobre todo los de más edad. “A mi marido y a mí nos ha pillado sentados en el sofá viendo la tele, y me he asustado muchísimo. Afortunadamente no ha durado mucho, he notado cómo ha temblado el suelo, y ha sido muy aparatoso, con mucho ruido”, explica al teléfono Juana, de 59 años, antigua propietaria del bar Stop, en el centro del Ossa de Montiel, junto al Ayuntamiento. Juana y su marido se han asomado al balcón justo en el momento en el que han notado que el temblor ha parado y han visto cómo sus vecinos salían a la calle también, comentando que habían notado el terremoto.

Ossa del Montiel es el municipio más occidental de la provincia de Albacete y está en plena ruta del Quijote. La vid, el cereal, la abundante caza menor, (conejo, liebre, perdiz roja) y su infraestructura turística son sus principales recursos económicos. En su término municipal se encuentran nueve lagunas y media de las quince que forman el Parque Natural Lagunas de Ruidera.

Más información