Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición fuerza un debate en el Congreso sobre el extesorero del PP

Los populares frenarán la petición de comparecencia del presidente del Gobierno

Sus dirigentes intentan poner distancia de Bárcenas y descalifican sus acusaciones

La oposición ha forzado un debate en el Congreso sobre Gürtel, el escrito de acusación del fiscal y la caja B del PP. Será el martes en la Diputación Permanente en donde se debatirá y votará la petición de PSOE, Izquierda Plural y Grupo Mixto para que comparezca el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Quieren que explique sus “actuaciones y responsabilidades” en relación con la financiación ilegal de su partido, “a la vista del contenido de último escrito de acusación de la Fiscalía Anticorrupción en el caso Gürtel en el que se acredita la existencia de una caja b y para que de cuenta de si se ha tomado alguna medida.

El caso Bárcenas volverá a perseguir al PP y a ser el centro de la agenda política en el Congreso en vísperas de que Rajoy convoque el debate sobre el estado de la nación, el último de la legislatura, previsiblemente para el mes de febrero. Y cerca de la sucesión de elecciones previstas para todo este año parlamentario.

Fuentes del Grupo Popular explican que, salvo cambio no previsto, su mayoría absoluta bloqueará la iniciativa de la oposición. El 1 de agosto de 2013, Rajoy garantizó en el Congreso que en el PP no había caja b y esta afirmación, según la oposición, ha quedado ahora desmentida por el fiscal y hasta por el abogado del Estado que depende del ministro de Justicia y, por tanto, del presidente del Gobierno.

Los populares han optado por el silencio -Rajoy se limitó a pronunciar un “buenas tardes” en la convención del PP- o por tomar distancia de su extesorero y cargar contra él, atribuyéndole en exclusiva la autoría de las conductas descritas por el juez instructor, el fiscal y el abogado del Estado.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, acusó a Bárcenas de mentir reiteradamente y aseguró que no le interesa lo que pueda decir el extesorero de su partido. A una pregunta sobre las acusaciones contra Rajoy, Hernando respondió gráficamente: “Que diga misa".

“Esto lo lleva diciendo desde hace mucho tiempo, no sé por qué ustedes le hacen caso a un señor que ha mentido a todo el mundo”, dijo en la convención nacional del PP. Mucho más clara y gráfica fue la vicepresidenta del Congreso y diputada del PP, Celia Villalobos, quien pidió a Bárcenas que “ deje de echar mierda a los demás cuando la mierda la tiene él”.

La oposición cargó contra Rajoy por considerar que es el responsable máximo. El secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, consideró este viernes que el presidente del Gobierno “ha connivido y dado aliento a un delincuente”. Por su parte, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, exigió a Rajoy que dé explicaciones inmediatas en el Congreso y le reclamó que dimita si estas explicaciones no son convincentes. “Es una vergüenza y una burla más a este país y a sus ciudadanos que no haya dimitido nadie en ese Gobierno”, dijo Lara.

El eurodiputado de Podemos Pablo Echenique dijo que Bárcenas es “uno de los símbolo más flagrantes de la corrupción sistémica que nos gobierna”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información