Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP teme ‘el espectáculo Bárcenas’ y Cospedal le culpa de la contabilidad b

Rajoy pide que se acabe ya el caso y denomina “esta persona” al extesorero

"La situación requiere extrema prudencia", asegura el Gómez de Liaño.

Luis Bárcenas y la contabilidad b siguen monopolizando la actualidad en el PP, para desesperación de la cúpula, que este miércoles tenía previsto lanzar la presentación de la convención política de este fin de semana, con 2.610 participantes, 175 de ellos representantes internacionales. María Dolores de Cospedal vio cómo la rueda de prensa de presentación quedaba dominada por este asunto —“¿Alguna pregunta sobre la convención?”, llegó a reclamar molesta— y trató de desvincular al PP de la persona que controló sus finanzas durante más de 20 años.

Ante las reiteradas preguntas sobre la contabilidad b del PP, que tanto la fiscalía como la Abogacía del Estado dan por contrastada, Cospedal responsabilizó exclusivamente a Bárcenas, a pesar de que los pagos en b confirmados eran a dirigentes del PP como Calixto Ayesa o Jaime Ignacio Del Burgo. “Si hay una caja b, no es del PP, sino de la persona que la llevaba”, insistió Cospedal.

El PP insiste en que este partido es “ajeno” al caso Gürtel y, cuando se le detalla que, de los 170 imputados, 60 son cargos o ex altos cargos de este partido, entre ellos tres extesoreros, cuatro gerentes, 11 parlamentarios nacionales y autonómicos y 6 alcaldes, Cospedal replica que todas esas personas ya están fuera del partido y descarta que la cúpula asuma ninguna responsabilidad por todo lo sucedido con las finanzas del PP.

El partido teme que el reo inicie una ronda por televisión tras salir en libertad

En el partido se ha instalado una gran preocupación por la posibilidad de que Bárcenas, una vez fuera de la cárcel, haga una ronda por las televisiones en horario de máxima audiencia y pueda perjudicar aún más a la que fue su formación en un momento de precampaña electoral en el que Rajoy intenta pasar página y centrarse en la economía, la estabilidad y la unidad de España.

Los populares no creen que el extesorero vaya a difundir más material delicado porque están convencidos de que no lo tiene, pero si temen lo que llaman el “espectáculo Bárcenas”. En la puerta de la casa madrileña del extesorero ya se han instalado día y noche las televisiones a la espera de su llegada desde la cárcel de Soto del Real y en esta también hay cámaras esperando. Y el PP teme que esto pueda seguir así durante semanas si el extesorero quiere ir soltando poco a poco perlas para alimentar la polémica. Varios dirigentes están convencidos de que si ha sido capaz de dar una entrevista a Abc cuando aún estaba en prisión, en cuanto salga elegirá algún programa de máxima audiencia de los sábados para dar la máxima difusión a las acusaciones que este miércoles mismo reiteró ante un juez de Palma de Mallorca, esto es que el PP llevó durante años una contabilidad paralela gestionada por él mismo y el extesorero Álvaro Lapuerta, cuyo visé estaba presuntamente en los papeles de Bárcenas.

El mandatario quiere que el ‘caso Gürtel’ se cierre “a la mayor celeridad”

Mientras, Mariano Rajoy habló al fin del extesorero aunque de nuevo sin nombrarlo, para desvincularlo también del PP: “Esta persona ya no está desde hace tiempo en el PP. Nosotros hemos explicado nuestra posición, lo que estamos haciendo es presentar varias iniciativas para que estas cosas no se vuelvan a repetir en el futuro en España. Esa es la posición del PP”. El presidente reclamó claramente que se cierre ya el caso Gürtel, que, de nuevo, puede estropear un año electoral al PP. “Lo que nos gustaría es que un asunto que ya lleva abierto seis años es que se pueda cerrar a la mayor celeridad posible”, aseguró.

En la sesión de control en el Congreso, el socialista Pedro Sánchez había insinuado que el Gobierno estaba detrás de la excarcelación. “Visto lo visto, este miércoles [por el martes], para escándalo de todos los españoles, con su mensaje a Bárcenas de ‘Luis sé fuerte’, usted lo clavó”, le dijo Sánchez al presidente. Se refería al SMS que Rajoy envió a su extesorero incluso después de saber que tenía una cuenta en Suiza con al menos 16 millones de euros.

Cospedal se indignó con esta insinuación, que calificó de “vomitiva”. “Es rotundamente falso. Quien hace esas declaraciones debe estar acostumbrado a intentar influir sobre la justicia. El PP y el Gobierno no influyen sobre las decisiones de los tribunales”, remató Cospedal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información