Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Caso Gürtel

Bárcenas reta al PP a querellarse si cree que se quedó dinero del partido

Una exconsejera dice que Matas le ordenó manipular un concurso

LUIS BÁRCENAS: "El tesorero nacional del partido Álvaro Lapuerta y yo, efectivamente y es un tema conocido, llevábamos una contabilidad paralela en el partido durante una serie de años. Efectivamente eso es cierto."

El extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas lanzó este miércoles un aviso de cuál puede ser su actitud de aquí en adelante. En las próximas horas, abandonará la prisión de Soto del Real (Madrid), donde ha estado recluido 19 meses, tras reunir los 200.000 euros de la fianza que fijó la Audiencia Nacional.

Bárcenas compareció por videoconferencia y desde la cárcel en el Parlamento de Baleares, donde se celebraba una comisión de investigación sobre el pago de comisiones ilegales para la construcción de un hospital. El extesorero relató públicamente cómo era la contabilidad paralela de la formación conservadora, que él controló directamente, y detalló que se nutría de donaciones anónimas, a veces superiores a las legales.

El jefe de las finanzas del PP, durante 15 año,s aprovechó su comparecencia para replicar al ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien un día antes le había acusado de apropiarse del dinero del partido. Bárcenas emplazó a Catalá a acudir a los juzgados después de que este lanzara una acusación que el reo tildó de “auténtica barbaridad”. “Lo que tiene que hacer el ministro de Justicia”, en referencia a su afirmación de que él se había apropiado de dinero del PP, “es que el partido ha de poner una querella contra el señor Bárcenas por apropiación indebida”, apostillo.

El extesorero sostuvo que la fortuna que acumuló en varias cuentas de bancos suizos son fruto de su trabajo, sus negocios y sus inversiones bursátiles al margen de la actividad que desarrollaba en el PP.

Bárcenas reconoció, ante los diputados baleares, la existencia de una “contabilidad paralela” en el PP, nutrida por donaciones de empresarios a los que se pedía ayuda para, entre otras cosas, comprar sedes para el partido, como ocurrió con las de Baleares, como sostuvo este miércoles el exdirigente del PP, y el País Vasco, como consta en el sumario que instruye el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. El extesorero citó al constructor Antonio Pinal, de la firma de servicios y obras Bruesa, como uno de los que ayudaron económicamente al partido para la adquisición de los locales de Palma de Mallorca y del País Vasco.

Robos acreditados

La investigación judicial del caso Gürtel y la pieza separada de los papeles de Bárcenas considera acreditada la apropiación indebida de 299.650 euros de la caja b del PP por parte de quien fue su gerente y tesorero durante 15 años. El PP no ha denunciado este supuesto robo de Bárcenas porque supondría admitir que se financió ilegalmente entre 1993 y 2008. De hecho, el PP fue expulsado como acusación popular del caso Gürtel porque en sus escritos defendía a Bárcenas en lugar a acusarle. La caja b del PP, según el juez Pablo Ruz, la Fiscalía y la Abogacía del Estado, se nutría de donativos ilegales de empresarios (casi ocho millones de euros en todo el periodo). Bárcenas se quedó con 299.650 euros de esa caja b, según la investigación. En el resto de la causa no figura ninguna otra prueba de que Bárcenas sustrajera dinero del PP.  

Recordó que había trabajado en el aparato del partido durante 32 años. Y que, cuando llegó a la tesorería, “heredó” los papeles de la caja b y el método ilegal de financiación de su antecesor, Álvaro Lapuerta.

Barcenas compareció este miércoles ante una comisión de investigación creada en el Parlamento balear, con mayoría absoluta del PP, que rastrea un caso de supuesta corrupción en la concesión de las obras y la explotación del hospital Son Espases por 635 millones. Ese negocio fue adjudicado por el Gobierno de Jaume Matas (2003-2007) a la unión de ACS-Dragados-FCC en competencia con OHL. Bárcenas dijo que ignoraba cualquier detalle sobre esa obra y negó cualquier irregularidad.

Una exconsejera del PP durante el mandato de Matas, Aina Castillo, acusa al expresidente de haber ordenado manipular el concurso. Castillo, imputada y arrepentida por su pacto con la Fiscalía Anticorrupción, se negó a contestar a los diputados, al acudir a la comisión antes de que compareciera Bárcenas.

El recluso contestó todas las cuestiones que le fueron planteadas pero no profundizó en los aspectos que interesaban a los diputados autonómicos, más allá de explicar la compra de la sede del PP de Palma. El declarante confirmó que recaudaron ayudas privadas y anónimas, pero se escudó para negar el cohecho en que ninguna aportación fue finalista, es decir, que ningún empresario pagó “comisiones” a cambio de obras ni retribuyó al PP por adjudicaciones recibidas de las administraciones públicas. Bárcenas se apoyó en el informe de la Intervención General del Estado en la causa abierta por la caja b del PP que rechaza la conexión entre los pagos ilegales y las adjudicaciones.

La izquierda balear había pedido esta comparecencia porque, en los papeles de Bárcenas, aparecen aportaciones anotadas a nombre de Juan Miguel Villar Mir, de OHL, de 280.000 euros, coincidente con el proceso de concurso del hospital de Son Espases, en Palma. Bárcenas calificó a Villar Mir de “donante generoso”. OHL era el candidato ganador que auspició Matas, pero, al final, se cambiaron puntuaciones y venció ACS. El extesorero mostró desconocimiento del caso y repitió su mantra: las aportaciones eran “relaciones públicas” de las empresas, sin conexión con la adjudicación de obras.

Más información