Suiza niega al juez Ruz datos sobre el extesorero Bárcenas y Correa

"Las autoridades españolas no ofrecen explicaciones convincentes sobre el fraude fiscal", señala la Oficina Federal

La Oficina Federal de Justicia de Suiza remitió este miércoles al juez Pablo Ruz, instructor del caso Gürtel, una respuesta sorprendente en la que niega a la Audiencia Nacional la posibilidad de utilizar datos bancarios del ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, y del cabecilla de la red corrupta, Francisco Correa, para acusarlos de fraude fiscal. "Tras revisar la solicitud y en virtud de la Ley sobre asistencia judicial internacional en materia penal en lo que respecta a los impuestos directos, concluimos que las autoridades españolas no ofrecen explicaciones lo suficientemente convincentes acerca de cómo, en función de los hechos descritos, se podría haber originado un fraude fiscal".

En relación con la información que el juez Pablo Ruz recabó de las autoridades suizas sobre Luis Bárcenas, el escrito señala que el ex tesorero del PP "aparentemente habría declarado los sobornos al Estado español, por lo que no parece existir delito fiscal".

Durante los cinco años de investigación del caso Gürtel, el ex tesorero Bárcenas no ha podido acreditar de ninguna forma que hubiera declarado a la Hacienda española su fortuna producto de haber recibido sobornos. De hecho, el propio Bárcenas ha declarado que sus ingresos procedían de distintas fuentes, supuestamente legales, relacionadas con inversiones inmobiliarias y empresariales o compraventa de obras de arte.

Las autoridades suizas sostienen que Bárcenas "llevó a cabo actuaciones con el fin de ocultar la procedencia de los sobornos, si bien esto repercutía en perjuicio del Partido Popular y no en perjuicio de la hacienda pública española". Y concluyen: "En este momento no se desprende que el Estado español hubiese sufrido perjuicio patrimonial por fraude fiscal. Las autoridades españolas manifiestan también que los sobornos, si bien camuflados, habrían sido declarados español como ganancias procedentes de obras de arte".

Estas afirmaciones contradicen todo lo investigado desde hace cuatro años y no están acreditadas por ningún documento en el que la Agencia Tributaria española o el ministerio de Hacienda certifiquen que Bárcenas declarase sus ganancias por supuestas ventas de obras de arte. De hecho, en la investigación judicial hay numerosos documentos oficiales que rebaten la tesis de que Bárcenas declaró ingresos extraordinarios por su supuesto negocio con obras de arte.

El escrito suizo señala que "en la situación actual, en este caso no puede concluirse la existencia de un fraude fiscal conforme al derecho suizo". Y aclara al juez Pablo Ruz que puede completar su solicitud para aclarar las dudas que manifiestan las autoridades suizas para negar el uso de esa información para imputar ese delito al ex tesorero del PP.

Fuentes próximas a la investigación han reaccionado sorprendidos al escrito de la Oficina Federal, que consideran incromprensible y un contratiempo para el futuro judicial del caso, aunque aclaran a EL PAÍS que aunque el magistrado podría en los próximos días dirigir una nueva nueva comisión rogatoria intentando aclarar las dudas manifestadas, en el sumario hay pruebas suficientes para imputar al ex tesorero el fraude fiscal al margen de los datos bancarios que ha ido remitiendo Suiza en los dos últimos años.

Bárcenas se acogió a la regularización tributaria extraordinaria -la amnistía fiscal- aprobada por el Gobierno en marzo de 2012. En aquel momento, regularizó unos 10,9 millones de euros que permanecían ocultos al fisco. Hacienda consideró un fraude este movimiento del extesorero del PP, hasta el punto de que Agencia Tributaria, a través de la Abogacía del Estado, sigue acusando a Bárcenas por delito fiscal.

La Oficina Federal de Justicia suiza también niega el uso de la información bancaria sobre Francisco Correa, jefe de la trama Gürtel, de su lugarteniente, Pablo Crespo, y del ex consejero autonómico de Madrid, Alberto López Viejo. "Tras revisar la solicitud y en virtud de la Ley sobre Asistencia Judicial Internacional en Material Penal en lo que respecta a los impuestos directos, concluimos que las autoridades españolas no ofrecen explicaciones suficientemente convincentes acerca de cómo, en función de los hechos descritos, se podría haber generado un fraude fiscal", señala el escrito de las autoridades suizas. 

La autorización que las autoridades suizas dieron al juez Pablo Ruz el pasado 14 de abril de 2014 para utilizar todos los datos recabados en las distintas comisiones rogatorias sobre Bárcenas quedó bloqueada a raíz de un recurso presentado por el abogado del ex tesorero del PP, Javier Gómez de Liaño, quién alegó que no se le había dado audiencia en ese expediente. El juez Ruz envió a las autoridades helvéticas información complementaria ese mismo mes de abril, y el pasado noviembre ordenó traducir y enviar de manera urgente a Suiza el auto de conclusión del sumario en el que se detallan los hechos que llevan a Ruz a imputar a Bárcenas por delito fiscal. Fuentes próximas al caso destacan el hecho de que en su nueva comunicación, la Oficina Federal de Justicia suiza no haga mención alguna a este documento.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS