Tres detenidos por llevar 150 gramos de cocaína en dos bocatas de chorizo

Los arrestados pretendían trasladar la droga a Francia en el interior de una nevera portátil

Dos bocadillos de chorizo intervenidos por los agentes.
Dos bocadillos de chorizo intervenidos por los agentes. Policía Nacional

El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido este miércoles a tres narcotraficantes que transportaban 150 gramos de cocaína ocultos en dos bocadillos de chorizo. Los arrestados, que fueron interceptados en un control policial tras cometer una infracción de tráfico en Zaragoza, pretendían llevar la droga por carretera hasta Francia en el interior de una nevera portátil. Los agentes han interceptado además cerca de dos kilos de cocaína, más de 420 gramos de marihuana, 2.700 euros en efectivo y una pistola de aire comprimido.

Una llamada, en septiembre del año pasado, de un centro hospitalario de Zaragoza a la policía avisando de la presencia de un hombre con una herida por arma de fuego dio la primera pista a los investigadores. Tras las primeras indagaciones, la policía confirmó que la víctima pertenecía a un grupo de narcotraficantes y que había recibido el disparo en una pelea.

Más información
Cuatro kilos y medio de cocaína, en botes de rímel
La policía detiene a un traficante que transportaba droga en el cochecito de su hija
Intervenidos 645 kilos de cocaína ocultos en un contenedor de plátanos

Los agentes lograron detener al varón y a un conocido suyo que se había hecho cargo de la custodia de un paquete y de un bote con aproximadamente 1.800 gramos de cocaína. Más tarde, la policía arrestó en Sevilla al presunto autor del disparo. 

Gracias a estas pesquisas, la policía pudo identificar al cabecilla de la organización y averiguó que él, su mujer y otro miembro de la trama pretendían llevar la droga a Francia. Los tres investigados fueron sorprendidos por un control policial establecido en una calle de Zaragoza. Ante la presencia de los agentes, los ocupantes del coche realizaron una maniobra evasiva, un giro prohibido para cambiar el sentido de la marcha. La maniobra alertó a los policías que interceptaron el coche y tras su registro detuvieron a sus tres ocupantes.

En el interior del automóvil había una nevera portátil con dos bocadillos de chorizo que contenían 150 gramos de cocaína en su interior. Los agentes realizaron posteriormente registros en los domicilios de los detenidos, donde intervinieron también más de 420 gramos de marihuana, diversos útiles para la manipulación de la droga, dinero en efectivo y una pistola. Los bocadillos estaban envueltos en papel de plata conservante, mientras la cocaína estaba en bloques dentro de bolsas de plástico.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS