Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos emergentes ven un cambio de ciclo

Izquierda Unida y UPyD confían en que los ciudadanos les reconozcan al final su trabajo y sus propuestas

Rosa Díez (UPyD) y Albert Rivera (Ciudadanos) en una reunión para estudiar un posible pacto.
Rosa Díez (UPyD) y Albert Rivera (Ciudadanos) en una reunión para estudiar un posible pacto.

Humildad es el vocablo compartido por las fuerzas políticas que emergen en el tablero electoral pero también en las que los sondeos colocan a la baja en favor singularmente de Podemos y Ciudadanos. La encuesta de Metroscopia publicada por EL PAÍS recoge el momento actual en la intención de voto, pero sus autores recalcan que la situación es de gran movilidad por el posible trasvase de votos entre partidos. Aun así, Podemos se afianza en el panorama político y sus adversarios no dudan en que ha llegado para quedarse. El estudio demoscópico sitúa a esta fuerza política en primera posición para dejar al PSOE y al PP como segunda y tercera fuera respectivamente. “Trabajo y humildad y con estos ingredientes creemos que habrá frutos”. Esta es la primera impresión expresada por César Luena, secretario de Organización y Acción Electoral después de analizar esta encuesta. El número dos del PSOE se queda con la recuperación del PSOE en relación a otros estudios y otros momentos.

“Con altibajos pero hay recuperación y Pedro Sánchez se consolida claramente como líder del partido y bien visto por buena parte de la ciudadanía”. Esta apreciación de Luena se refiere sobre todo a los votantes del PSOE que afirman que volverán a dar su apoyo al partido centenario. En efecto, en ese bloque Pedro Sánchez tiene un apoyo mayoritario como líder, al igual que lo logra Mariano Rajoy entre quienes dicen que volverán a respaldar al PP. La apuesta por “el cambio seguro que representa el PSOE” frente al actual gobierno popular es la línea maestra que seguirá esta organización para hacer frente tanto al PP como a Podemos.

En el seno de Podemos, aunque se han recibido este domingo los datos con “mucha cautela”, se interpreta el resultado del sondeo de Mestroscopia como un “evidente” reflejo de la existencia de una posibilidad real de cambio político, informa J. Jiménez Gálvez.

Sí reconocen los socialistas que la sociedad pide cambio y ellos tratarán de convencer de que lo representan pero en esa tarea y con gran intensidad están todos los demás.

En el afán de hacerse como representante de la tercera vía, Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, asegura que “el nuevo mapa político de España se conformará con cuatro grandes formaciones: dos tradicionales y dos nuevas”. Las tradicionales, PP y PSOE, y las nuevas Podemos y ellos mismos. “Con humildad vamos trabajando y aunque la prudencia es nuestra guía, sí creemos que nuestra implantación en toda España está siendo firme; no somos flor de un día”. Rivera invoca los ocho años que lleva de trabajo político en Cataluña y los casi doce meses en los que empezó su expansión por toda España.

“Nuestro trabajo es de hormiguita y la diferencia con Podemos es que ellos han explosionado en un tiempo breve y nuestro crecimiento es lento pero creemos que más firme”.

Ciudadanos crece lentamente y no va a ser flor de un día

Albert Rivera

Este crecimiento lento pero firme es el que también guía a UPyD, que no cree que la historia termine como se dibuja en las encuestas. En la de Metroscopia Podemos se alza con el 28%, seguido del PSOE con el 23,5%, a continuación el PP con 19,2%, 8,1% para Ciudadanos, 5,3% para IU-ICV y un 5% para la formación de Rosa Díez. El apartado de Otros más voto en blanco contabiliza un 10,7% a lo que hay que añadir una abstención del 28,3%. Esta situación permite a todos los partidos confiar en que el voto real les favorezca como también abre la expectativa de Equo y de su líder Juantxo López de Uralde, que también confía en entrar en el mapa político.

El partido de Rosa Díez “aspira a tener fuerza para gobernar en todo el país y los próximos meses serán decisivos para consolidar a UPyD en toda España como fuerza de cambio real y seguro”, señala un portavoz oficial. Este interlocutor constata el gran debate que hay en España sobre las soluciones que se van a aportar para salir de la crisis. “Los ciudadanos están muy atentos a lo que hacemos, o perciben que hacemos, y esta es la oportunidad para que ofrezcamos un cambio seguro y centrado”, señalan en UPyD.

El trabajo, junto al cambio, dará sus frutos. Esta es la máxima de Izquierda Unida para librarse del pesimismo en el que podría incurrir si se atiene al resultado de la encuesta. En IU está en marcha “cambio organizativo, cambio de liderazgos y cambio en las propuestas”, señalan en la dirección de IU. Su reto está en que su terreno no sea ocupado por Podemos.

Más información