Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acusaciones de pucherazo por la supuesta emisión de más votos

Las redes sociales se inundan de acusacionespor el proceso de elección de Podemos

Las redes sociales se inundaron este viernes de acusaciones a la dirección de Podemos de pucherazo electoral en el proceso de elección de órganos municipales que terminó por consagrar el control del sector de Pablo Iglesias en las principales ciudades. Las críticas, vertidas por simpatizantes e internautas sobre todo en Twitter y bajo la etiqueta #PucherazoPodemos, esgrimían como prueba el hecho de que en algunos Ayuntamientos, como Tudela (Navarra), Alhaurín de la Torre (Málaga) o Ermua (Bizkaia), fue emitido un mayor número de votos que simpatizantes inscritos en el censo.

La dirección del partido, a través de su cuenta de Twitter, explicó primero que “el número de inscritos es inferior al de participación en algunos municipios porque el censo no está actualizado”. Los responsables de la web del partido no controlan la votación, que están gestionada por la compañía Agora Voting, pero sí se disculparon ante el revuelo generado. “Los datos del censo están desactualizados en la web de resultados. Los colgaremos a la mayor brevedad posible”, comunicaron sobre las ocho de la tarde. Ante la cascada de acusaciones, Podemos insistió: “Las votaciones son auditables, igual que el censo. Está todo disponible en la web”.

El único caso de presunto fraude electoral que la dirección de Podemos admite se dio en Ferrol (A Coruña), y por esa razón el secretario de Organización del partido, Sergio Pascual, comunicó que será estudiado por una comisión de investigación.

En cualquier caso, este viernes se multiplicaron las peticiones de simpatizantes e incluso de algunas candidaturas alternativas a los equipos respaldados por Iglesias de reforzar los mecanismos de control internos en las próximas elecciones primarias. La cúpula defendió la transparencia del proceso, pero, en principio, no aceptó esa sugerencia. Por tanto, si no cambia de criterio, las votaciones de los líderes autonómicos, que culminan en febrero, seguirán el mismo cauce.

Más información