Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las víctimas de Spanair vuelven al juzgado por sus indemnizaciones

Los demandantes rechazan la aplicación de los baremos de los accidentes de tráfico

El grupo de familias pide 43 millones de euros a la aseguradora, que ofrece 4,7 millones

Un grupo de familiares de víctimas del accidente, en 2012. rn    rn  rn  rn  rn Ampliar foto
Un grupo de familiares de víctimas del accidente, en 2012.

Seis años de una cadena de citas judiciales. La más reciente, la de este viernes. El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha celebrado, durante casi siete horas, el juicio por la reclamación de indemnizaciones de un grupo de víctimas del accidente de Spanair en 2008. Se trata de la demanda que las familias de 31 fallecidos —de un total de 154— y uno de los 18 supervivientes presentaron en contra de Mapfre. El colectivo pide 43 millones de euros a la aseguradora de la aerolínea —que ofrece 4,7 millones— y que no se aplique el baremo español de tráfico para calcular el pago, sino la normativa europea.

El baremo, en vigor desde 1995, fija las tablas de indemnización por daños personales en accidentes automovilísticos. La empresa ya ha llegado a acuerdos y ha pagado un total de 24 millones de euros a los familiares de más de 95 víctimas. La aseguradora afirma que para el cálculo ha seguido el criterio empleado en otros siniestros con numerosas víctimas, como la sentencia del accidente ferroviario de Chinchilla (Albacete) en 2003, que aumentó en un 30% estas cantidades. "Lo que propone Mapfre no es otra cosa que lo que han hecho los jueces y tribunales españoles", alegó la compañía durante el juicio, que ha quedado visto para sentencia y en el que se han escuchado las valoraciones de distintos peritos.

Los demandantes —71 personas, la mayoría de Canarias, aunque también de Palma de Mallorca, Madrid, Toledo y Huelva— han rechazado nuevamente el monto ofrecido por Mapfre por "insuficiente y ofensivo". La defensa de las víctimas ha pedido al juez que, para fijar la indemnización, tome en cuenta la normativa europea para accidentes aéreos, concretamente el reglamento 2027/97 y la modificación 889/02. Según su tesis, la legislación comunitaria no establece límites financieros a la responsabilidad y, al tratarse de un convenio internacional, está por encima del derecho interno. El abogado también ha echado mano de sentencias del Supremo que han rechazado aplicar el baremo por su limitación.

La mayoría de este grupo de demandantes viene de Canarias; también hay familias de Palma de Mallorca, Toledo, Huelva y Madrid

Durante la vista oral, la presidenta de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022, Pilar Vera, denunció el "terrorismo psicológico" que, según ella, han vivido las familias. "Nos enteramos con dolor que en esa propuesta había que descontar el ataúd, las flores, los traslados a Las Palmas. ¡Los habían matado y querían descontar los gastos!", ha alegado Vera, que perdió a una sobrina en el accidente.

Un avión de Spanair —el vuelo JK5022— se estrelló en el aeropuerto de Barajas el 20 de agosto de 2008 y, seis años después del accidente y tras el cierre de la causa penal, todavía existen 20 procedimientos abiertos: 18 civiles y 2 laborales. El juicio de este viernes es producto de la demanda colectiva más numerosa que afronta Mapfre por aquel suceso. La aseguradora mantiene consignados 11 millones de euros para los perjudicados que aún no han cobrado su indemnización.

Más información