Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las principales frases de Rajoy

Los argumentos del presidente del Gobierno para negarse a las pretensiones de Mas

Los principales argumentos que ha utilizado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su esperada comparecencia seguida de rueda de prensa en La Moncloa sobre la consulta alternativa del 9-N son los siguientes:

"Hemos asistido a un simulacro electoral, organizado por personas que fueron juez y parte del proceso Ha sido un acto de propaganda política, pero lo que lo hace grave es que se ha hecho incumpliendo una resolución del Tribunal Constitucional"

"Hemos asistido a un profundo fracaso del proceso independentista. Según sus propias cuentas, la gran mayoría de los catalanes ha renunciado a secundar este empeño del señor Mas. Dos de cada tres catalanes no han participado, es decir, han demostrado su debilidad [de Artur Mas]. En Cataluña hay muchos más catalanes que independentistas (...) Cataluña es plural y las decisiones que se adopten tienen que ser para todos. Hoy vamos a dedicarlos a lo que les interesa a todos, al tercio y a los dos tercios, que es la mejora económica".

"El señor Mas ha sugerido que reanudemos el diálogo. Nunca me he negado a dialogar, ni con el señor Mas ni con nadie. Todo diálogo en el que yo intervenga ha de circunscribirse en las obligaciones de mi cargo (...) Se me quiere imponer una votación y que yo busque la fórmula".

"El señor Mas quiere imponerme un referéndum de verdad. Ya adelanto que eso es imposible. Si el señor Mas quiere que nos saltemos el artículo primero de la Constitución, que establece que todos los españoles tenemos que decidir que queremos ser, va a tener la misma respuesta que ha tenido siempre. Si quiere modificar la Constitución para liquidar la soberanía nacional, tiene todo el derecho, pero el Parlamento de Cataluña podía haber iniciado el proceso. Se lo he explicado muchas veces. Lo que no tiene aparentemente son los apoyos".

"Me opondré a cualquier reforma constitucional que liquide la soberanía nacional. No estoy dispuesto a atender ningún desafío que se plantee desde la ilegalidad. No voy a aceptar un referéndum que parta la soberanía nacional (...) No voy a dialogar nunca sobre la soberanía nacional".

"No quiero una Cataluña dividida en sí misma. Cataluña y la España de hoy encarnan un ideal de que podemos vivir juntos y nos hace más fuertes y nuestra presencia en el mundo, mucho más fuerte. Este país pertenece a todos y que nadie va a arrebatar a tantos millones de catalanes".

"En esta convocatoria o como queramos llamarla ha participado solo el 30% del censo, pero no lo han hecho dos tercios, y yo debo darle una respuesta al conjunto de los ciudadanos porque soy el presidente de todos los españoles".

"Estas disputas estériles afectan a la cohesión social y a la convivencia (...) "Llevamos dos años con este asunto sin que la Generalitat se ocupe de los problemas de los catalanes".

"Sobre el artículo 155 [de la Constitución]... El Gobierno de España ha adoptado una posición sensata y civilizada, acudió al Tribunal Constitucional y en las dos ocasiones por unanimidad le dio la razón y dijo que no se podía celebrar el referéndum y este remedo de consulta. Y el Gobierno ha tomado sus decisiones con proporcionalidad. A los organizadores igual les hubiera gustado otra fotografía de lo ocurrido y otra repercusión internacional. Tomar otra decisión hubiera creado más dificultades. Creo que el Gobierno actuó como debía hacerlo.

"Yo he cumplido con mi obligación. He sido sensato. La proporcionalidad y la mesura son muy importantes. Insisto: a algunos les hubiera gustado que tomara decisiones más drásticas".

"El fiscal actúa con actúa con autonomía y yo no soy nadie para decirle lo que tiene que hacer (...) Yo tengo que respetar la autonomía de la fiscalía (...) No sé si se va a querellar, si se va a querellar, ni la pena que se pide. Créame que no lo sé. No he dado ninguna instrucción en ningún sentido. Me gustaría que todo el mundo respetase las reglas del juego como lo hago yo".

"Ningún país del mundo ha apoyado que en España se celebre un referéndum vulnerando las leyes. Ningún país lo apoyado y estoy contento de los apoyos que he tenido de los gobernantes al imperio de la ley".

"El PSOE tiene que explicar en qué consiste el proyecto federal que plantea, si quiere unas autonomías diferentes de otras. No se pueden sacar conejos de la chistera. Lo que deberían hacer es una propuesta, tiene que definirla con claridad. No se puede plantear que el Gobierno plantee una reforma de la Constitución porque el Gobierno ahora mismo no la ve, pero otros pueden plantearla".

"Siempre que el señor Mas ha querido verme lo he visto, siempre que me ha llamado he hablado con él. Pero no se le puede imponer al presidente del Gobierno que cuestione la soberanía nacional. Eso no lo entendería la mayoría de la ciudadanía española".

Más información