Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruz da tres días al PP para que diga si su cúpula habló sobre Libertad Digital

El juez pide que se certifique si en las actas del comité ejecutivo, del comité de dirección y la Junta Directiva hay referencias a la ampliación de capital del medio de comunicación

El juez Pablo Ruz ha emprendido un nuevo camino de investigación para aclarar si la compra de acciones de Libertad Digital por cerca de 500.000 euros en 2004, pagadas supuestamente con fondos de la caja B que controlaba el ex tesorero Luis Bárcenas, fue ordenada o tratada por los órganos de dirección del Partido Popular.

El magistrado ha dado un plazo de tres días al PP para que "certifique si en las actas de las reuniones del Comité Ejecutivo Nacional, del Comité de Dirección o de la Junta Directiva Nacional, existe documentada referencia alguna a la entidad Libertad Digital, en relación al proceso de ampliación de capital llevado a cabo por esa sociedad en 2004". Ruz pide al PP que si encuentra esas referencias en las reuniones de alguno de los tres órganos, donde se definen las estrategias y se debaten los problemas de la formación, remita "testimonio íntegro de las menciones existentes en las actas y acuerdos que se hubieran documentado al respecto con certificación de los asistentes a las reuniones".

El ex tesorero Luis Bárcenas declaró al juez Ruz que en octubre de 2004, ante las supuestas dificultades que atravesaba Libertad Digital para completar su ampliación de capital, el secretario general del PP, Ángel Acebes, ordenó que se ayudará económicamente a este medio de comunicación. Bárcenas y su entonces jefe, Álvaro Lapuerta, sacaron supuestamente casi 500.000 euros de la caja b y compraron participaciones de Libertad Digital.

En diciembre de 2004, según la documentación remitida al juez Pablo Ruz, Libertad Digital captó algo más de un millón de euros de los que casi medio millón correspondían a tres personas vinculadas al PP: Álvaro Lapuerta, Rosalía Iglesias, esposa de Bárcenas; y el empleado del partido Francisco Yáñez. Libertad Digital, según sus responsables, captó en total 4,7 millones de euros en esa ampliación a lo largo de varios meses, con lo que las aportaciones del PP sumaron un 10% del total. Aunque Lapuerta, Iglesias y Yáñez vendieron sus participaciones un tiempo después, sólo Yáñez devolvió el dinero a la caja b del PP, según los apuntes del propio Bárcenas.

El juez Pablo Ruz ha imputado por este caso a Ángel Acebes, que ejercía en aquel momento como secretario general del PP. Le atribuye el magistrado un delito de apropiación indebida por omisión al no vigilar que los fondos destinados a la compra de las acciones volvían a las arcas del partido, aunque estas fueran opacas al fisco.

Acebes declaró al juez que nunca ordenó a Bárcenas comprar acciones de Libertad Digital, que ignoraba la existencia de una caja b del PP, y que carecía de competencias sobre las funciones del tesorero porque éste dependía del comité ejecutivo del partido, presidido por Mariano Rajoy. Ruz quiere saber ahora si en ese órgano, el comité ejecutivo, se trató el tema de la ampliación de capital de Libertad Digital.

Además, el magistrado pretende también que el PP le precise la relación de las funciones asignadas al tesorero del partido por parte del Comité Ejecutivo Nacional asi como "la relación de las funciones que le hubieran sido asignadas al gerente del partido por parte del secretario general entre 2004 y 2008". El gerente del partido en esa etapa era Luis Bárcenas y el secretario general, Ángel Acebes.

El magistrado también investiga si Álvaro Lapuerta retiró 139.700 euros de la caja b del PP para comprar 1.270 acciones de Libertad Digital. Tres años después de la compra, Lapuerta vendió las acciones con una plusvalía de 68.540 euros. El ex tesorero del PP aseguró al juez Ruz que había comprado las acciones con su dinero y que declaró a Hacienda las plusvalías obtenidas. En su declaración de la renta de 2007, remitida al juzgado por Hacienda, figura la declaración de una plusvalía de 34.270, justo la mitad de la conseguida por la venta. La otra parte no declarada por Lapuerta correspondería supuestamente a su esposa. El juez solicitó ayer a la Agencia Tributaria que le remita las declaraciones de renta y patrimonio de la mujer de Lapuerta de los años 2004 a 2007.

 

Más información