Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanitarios, no se disfracen en Halloween con los trajes antiébola

Sanidad de Castilla y León pide a sus trabajadores que eviten el "uso inapropiado"

Trajes de protección contra el ébola en Valencia.
Trajes de protección contra el ébola en Valencia.

La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha pedido a sus 37.000 trabajadores que no hagan uso de los trajes de protección del ébola para disfrazarse en Halloween. Un correo electrónico recibido en las gerencias de las áreas salud de Castilla y León, y que ha llegado a médicos, enfermeros y otro personal sanitario de la región, ha sorprendido y, en algunos casos, indignado a más de un profesional. El director general de Salud Pública, Agustín Álvarez Nogal, pide en esta comunicación que se evite el "uso inapropiado" de los equipos de protección individual durante esta festividad. 

El email se envió hace unos días y ha ido pasando de las gerencias a los coordinadores de centros de salud y, de allí, a los profesionales. En él, el director general recuerda que "el próximo fin de semana" se celebra la "importada" festividad de Halloween. Y añade que "en previsión de que los Equipos de Protección Individual frente al virus ébola pudieran ser utilizados en ella", solicita a los gerentes que pongan los medios necesarios para "evitar el uso inadecuado". Especialmente, añade, "tratándose de recursos para los que en estos momentos existen momentos de abastecimiento por parte del distribuidor".

"Difícilmente nos pueden humillar más", comenta a EL PAÍS una médico de familia que ha recibido el correo electrónico a través de un compañero. “Esa instrucción sobra a todas luces”, asegura al diario El Adelantado de Segovia el presidente del Colegio de Médicos de esta provincia, Enrique Guilabert. "A ningún médico se le pasa por la cabeza utilizar ese material público de protección para salir por la calle de fiesta”, añade en esta publicación.

El autor del email, Agustín Álvarez, ha explicado en conversación telefónica con EL PAÍS que su petición tiene que entenderse en el contexto de un "correo rutinario de trabajo" y de una comunicación sobre la posibilidad de comprar trajes de protección de manera centralizada. "Todo el mundo se ha puesto a comprar trajes y se han agotado. En el correo informo de que se está preparando una compra centralizada y pido que se extremen las precauciones para no malgastar los trajes", ha asegurado. Álvarez ha añadido que no entiende por qué alguien ha podido sentirse ofendido y ha pedido que "apliquen humor a las cosas".

 "Queremos evitar bromas e incidentes como los que se han producido en los últimos días, con trenes parados por culpa de falsas alarmas de ébola". Ha añadido que "hay escasez" de equipos de protección y que piensan que algún sanitario puede verse tentado de usar los trajes, que cuestan "entre cuatro y ocho euros, según el nivel de protección", después de preguntar en las tiendas de comerciantes chinos y comprobar que sus trajes antiébola "son los más vendidos este año".