Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bárcenas creó otra caja b para pagar la sede del PP de Bizkaia

El juez halla una nueva contabilidad paralela para abonar la hipoteca y la reforma del edificio

Carlos Iturgaiz, entre Arantza Quiroga y Zoe Nubla, en abril pasado.
Carlos Iturgaiz, entre Arantza Quiroga y Zoe Nubla, en abril pasado. EFE

Los llamados papeles de Bárcenas no eran la única contabilidad paralela que manejaba el extesorero del PP nacional, actualmente en prisión. La investigación del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha puesto de manifiesto que Bárcenas “generó otra contabilidad (…) muy similar en cuento a su estructura y funcionamiento” a la conocida caja b del PP para financiar la compra y la reforma de la sede del partido en Bizkaia.

En el auto –resolución razonada- emitido este martes por el juez Ruz se hace referencia al pago de las cuotas de la hipoteca y la reforma de la sede del PP de Bizkaia, para los que se utilizaron fondos provenientes del PP central. La adquisición de la sede se efectuó en octubre de 1999 por 165 millones de pesetas, casi un millón de euros. Para abonar esta deuda, y la generada por las reformas de la sede, Bárcenas creó una estructura aparte llamada “Sede Vizcaya”, en la que hay entregas y transferencias desde noviembre de 1999 hasta el mismo mes de 2005. En esos años, el PP vasco estaba presidido por Carlos Iturgaiz (1996-2004), que fue sucedido por María San Gil (2004-2008).

La documentación que maneja el juez Ruz indica que esta contabilidad se nutría de aportaciones en efectivo en la caja b de Génova 13. Este dinero se ingresaba después en la cuenta oficial de donativos de forma troceada para no superar los límites que impone la ley de financiación de partidos. Uno de los donantes fue el consejero de la constructora Bruesa Emilio Álvarez López, que efectuó entregas por 36.000 euros.

El dinero salía desde la cuenta de donativos como transferencia al PP del País Vasco y eran empleadas para el pago de la hipoteca de la sede. El juez ha acreditado, cotejando la contabilidad oficial del PP y las cuentas del PP vasco otras dos maneras de hacer frente a esta deuda. Por un lado se pagaba directamente desde el PP central y por otro se daba dinero en efectivo al gerente del PP vasco Ignacio Aguirre para que cancelase directamente la hipoteca, según el auto de Pablo Ruz, que no ha tomado aún ninguna decisión sobre estos hechos.

Más información